Criteria retoma la venta de Saba

12 de mayo de 2022

CriteriaCaixa ha decidido relanzar el proceso de venta de Saba, una operación que el brazo inversor de La Caixa tuvo que congelar hace dos años ante el estallido de la crisis sanitaria. Una vez superado el golpe de la pandemia, la valoración del grupo de aparcamientos que preside Alemany podría superar los 1.000 M€.

Compartir en:

El holding puso a la venta a la empresa meses después de adquirir el 49% del capital que todavía no controlaba y que estaba en manos de Torreal, la sociedad cartera de la familia Abelló, y de los fondos KKR y ProA Capital. Ahora el objetivo de Criteria es reactivar la venta este mismo año. El brazo inversor de La Caixa ha esperado para retomar el proceso de salida de Saba hasta comprobar que las cifras del operador de aparcamientos vuelven a acercarse a los niveles preCovid. La pandemia asestó un duro golpe a la compañía, desplomando sus principales magnitudes y llevando a la empresa a registrar 'números rojos' por importe de 43,77 millones de euros al cierre de 2021, frente al beneficio de cerca de 10 millones que reportó un año antes.

Al cierre de 2021 la empresa recortó sus pérdidas hasta los 11 millones de euros, un resultado todavía afectado por el impacto del coronavirus pero que da muestras de la recuperación del negocio, al calor de la disminución de las restricciones sanitarias. El año pasado, Saba elevó sus ingresos un 18% respecto a 2020, hasta los 234 millones de euros, aunque la cifra todavía queda un 22% por debajo que los niveles de 2019.
En paralelo a la recuperación del volumen de negocio, Saba mejoró su beneficio bruto de explotación (ebitda) hasta los 103 millones de euros, un 43% más que en 2020, cuando esta magnitud cayó a 72 millones. El objetivo de valoración que se ha marcado el vendedor supone aplicar a la compañía múltiplos de 10 veces el ebitda. En su primer intento por traspasar Saba, Criteria mandató a AZ Capital para coordinar el proceso competitivo, en el que pujaron el gigante australiano Macquarie y el antiguo accionista de la compañías, ProA Capital. En el caso del segundo, la elevada valoración que marcó el brazo inversor de La Caixa, de alrededor de 1.200 millones, dificultó el éxito de la operación. La oferta de Macquarie tampoco satisfizo al vendedor.

Criteria ha retomado sus planes de salida en un momento de agitación en el negocio de los aparcamientos en España, una actividad que históricamente ha suscitado el interés del capital riesgo. Portobello Capital cerró el pasado enero la venta del negocio de concesiones de párking de Eysa a HIG Capital. En septiembre del año pasado, el vendedor traspasó a Mutua Madrileña el negocio de software (las aplicaciones Imbric y ElParking) de Eysa.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda