Cargo sin prorroga

25 de mayo de 2018

El gobernador del Banco de España destaca que su mandato finaliza el 8 de junio y no hay posibilidad de prorrogarlo. En este sentido, ha pedido a los partidos políticos estar a la altura para nombrar a su sucesor en un puesto tan "importante" para España.

Compartir en:

Linde ha confiado en que la tormenta política que ha desatado el caso Gürtel, con la amenaza de unas elecciones generales anticipadas, no afecte en el recambio en el Banco de España. Linde termina su mandato el 8 de junio y, como fija la Ley de Autonomía del supervisor, no hay probabilidad de prolongar su cargo.
"Va a haber una buena decisión y en el tiempo", y ha subrayado que el Banco de España no es una institución "como las demás". Y ha recordado que el representante del supervisor nacional se sienta en el consejo de gobierno del BCE, donde se toman decisiones clave sobre política monetaria, como una subida de los tipos de interés. "Es más importante de lo que la gente piensa", ha afirmado.
Saneamientos pendientes
El todavía gobernador del Banco de España ha repasado los seis años en lo que ha ocupado la cúpula del supervisor y ha defendido el cambio de rumbo del sector financiero, que ahora goza de más solvencia, liquidez y ha limpiado gran parte de los activos dañados por la crisis. "Pero hay saneamientos pendientes", ha advertido. Uno de los deberes pendientes para los bancos, según Linde, pasa por resolver el nivel de activos dudosos, que se acerca todavía al 8%. También ha apuntado que deben mejorar su rentabilidad, muy afectada por el actual contexto de bajos tipos de interés en Europa.
El gobernador ha insistido en recetar más fusiones como vía para ahorrar costes y ganar eficiencia. "Se tendrá que abordar porque será bueno para el sistema bancario", ha augurado. El Banco de España advirtió recientemente en su informe anual de 2017 que cinco grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell) controlan el 70% del mercado. Pero para Linde, más fusiones no restarán competencia en el sector. "No hay ningún riesgo de falta de competencia. En España hay una competencia muy intensa y severa", ha defendido.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda