Garamendi sorprendido por la ruptura

27 de noviembre de 2020

El presidente de la CEOE, Garamendi, se ha mostrado "sorprendido" por el abandono de las conversaciones entre ambas entidades, pero ha indicado que a veces hay "noviazgos" que se retoman tiempo después.

Compartir en:

"Nos ha sorprendido a todos (...) Estábamos entrando en la iglesia y nos hemos quedado compuestos y sin boda (...) A veces suceden estas cosas, pero hay noviazgos que luego se retoman", ha indicado, en declaraciones a TVE. El líder de la CEOE no ha querido entrar en los motivos por los que ambas entidades han descartado su fusión, aunque sí ha subrayado que los bancos tienen que velar por sus accionistas y que el problema aquí, "por lo que ha leído", tiene que ver con la ecuación de canje de la operación.
y Comercio, Reyes Maroto, ha señalado que "no sabría decir" si la ruptura de las conversaciones entre BBVA y Sabadell es "buena o mala noticia", pero ha insistido en la necesidad de que España cuente con un sistema financiero solvente, a diferencia de lo ocurrido en la crisis de 2008. "Es una decisión de dos empresas (...) Estas conversaciones se iniciaron a raíz de la fusión entre CaixaBank y Bankia. Todo lo que sea reforzar el sistema financiero es bueno (...) Cuanto más robusto sea el sistema financiero, mejor le irá a España", ha afirmado en declaraciones a RNE.
En todo caso, Maroto ha subrayado que el sistema financiero español es "de los mejores del mundo" y ha puesto en valor la respuesta y la "gran responsabilidad" que ha demostrado la banca en la crisis sanitaria para ponerse al servicio de la sociedad y ayudar a salvar empresas y puestos de trabajo.

Mientras, el diputado de Unidas Podemos en el Congreso Uriarte ha celebrado el "fracaso" de las negociaciones entre BBVA y Banco Sabadell, señalando que, en todo caso, "el mercado bancario ya funciona como un oligopolio, con una concentración brutal". "Me alegro del fracaso", ha asegurado en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter,
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda