Apple quiere empezar a producir su coche autónomo  

22 de diciembre de 2020

Apple sigue trabajando en un sistema propio de conducción autónoma con la vista puesta en poder fabricar en 2024 el primer vehículo de pasajeros basado en su tecnología.

Compartir en:

Reuters asegura que Apple buscará un socio que se encargue de la fabricación de su automóvil -en el pasado se apuntó a que mantuvo conversaciones con Magna International-, aunque las fuentes consultadas abren la puerta a que finalmente la compañía reduzca el alcance del proyecto y opte por el desarrollo del sistema de conducción autónomo que se integraría en un vehículo de un fabricante de automóviles tradicional. Hace dos años, The New York Times aseguró que Apple había llegado a un acuerdo con Volkswagen. La pandemia podría además afectar el calendario de Apple y retrasar los planes de comienzo de la producción hasta 2025.

Un elemento central de la nueva etapa en la que ha entrado el proyecto es un nuevo diseño de baterías que podría reducir "radicalmente" su coste y aumentar la autonomía del vehículo. Según Reuters, Apple ha diseñado una batería monocelda basada en fosfato de hierro y litio, más segura que las baterías de iones de litio y con una mayor autonomía.

 

El automóvil de Apple podría tener múltiples sensores lidar para escanear diferentes distancias. Algunos de ellos podían ser unidades desarrollados internamente, puesto que la compañía ha diseñado este tipo de sensores para sus últimos iPhone 12 Pro e iPad Pro.

El proyecto Titan ha tenido numerosos altibajos. En 2019, la tecnológica redujo en más de 200 personas el equipo de un millar de profesionales que trabajaba en el desarrollo. Titan fue dirigido originalmente por Steve Zadesky, quien estuvo al frente de los equipos que desarrollaron el iPod y el iPhone originales. En 2016 asumió las riedas Bob Mansfield, que había liderado equipos de ingenieros de productos como el portátil MacBook Air o el iPad.

Doug Field, un veterano de Apple que había trabajado en Tesla, se puso al frente en2018.Desde entonces, Apple ha progresado lo suficiente como para producir un utilitario autónomo para el usuario final, una estrategia que contrasta con la de Waymo de Alphabet, que ha construido taxis robotizados para un servicio de transporte sin conductor.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda