La inversión en préstamos senior secured en un entorno de crisis o de mucha incertidumbre

27 de marzo de 2022

Dada la actual situación de incertidumbre en los mercados por la guerra en Ucrania, parece interesante revisar el comportamiento que están teniendo los préstamos senior secured, y compararlo con el comportamiento que tuvieron previamente en situaciones de crisis o de mucha incertidumbre.

Compartir en:

Hasta el momento, desde el 3 de enero y hasta el 4 de marzo de 2022 los préstamos han tenido un comportamiento negativo (-1,6% del índice S&P ELLI), pero más moderado que el de otros activos, tanto dentro del crédito (índice Europe High Yield -4,8%) como fuera de él (renta variable, DAX -21,1%).

Si analizamos el comportamiento de los préstamos en anteriores situaciones de crisis, nos encontramos con algo parecido: las caídas son menores y las recuperaciones más rápidas. Observando las 11 mayores caídas entre 2013 y 2022 (incluyendo la caída última hasta el 4 de marzo), de media el índice S&P ELLI de préstamos sufre una caída del 2,6%, frente a un 5,4% del índice Europe High Yield y un 17% para el DAX. Así, en situaciones excepcionales como la crisis del Covid nos encontramos con que para los préstamos se produjeron caídas de precios de hasta cerca del 20%, mientras que el high yield lo supera ligeramente y en el DAX se acerca hasta al 40%. Tomando como ejemplo la crisis de deuda entre 2007 y 2009, que es la mayor de los últimos tiempos, el índice de préstamos CS WELLI se recuperó en 4 trimestres frente a los 18 trimestres que precisó el índice DAX. Para contextualizarlo, debemos decir que los préstamos son comparables al high yield, al ser ambos deuda privada, mientras que la renta variable y el índice DAX tienen un comportamiento muy distinto en cuanto retorno, riesgo y liquidez. Sin embargo, consideramos interesante incluirlo como referencia, por ser un activo más conocido por los inversores tradicionales.

En conclusión, los préstamos senior secured tienen esa característica tan mencionada hoy en diferentes ámbitos: la resiliencia. Sus especiales características hacen que se comporten mejor que otros activos en momentos de incertidumbre, y que recuperen más rápido cuando las aguas vuelven a su cauce. Y, como prueba de ello, un penúltimo dato: entre 1998 y 2021 los préstamos senior secured solo han tenido rentabilidad negativa en un 15% de los trimestres (14 de 95), frente a un 33% del DAX. De hecho, estos préstamos solo han caído más del 4% en 3 trimestres, dos durante la crisis de crédito y uno en la reciente crisis del Covid.

Un último dato para mercados con menos incertidumbre: un inversor que hubiera invertido en los máximos de 2007 en estos préstamos habría obtenido una rentabilidad anualizada del 3,9% hasta finales de febrero de 2022.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda