BdE: la fiscalidad verde empieza a ser factor clave

11 de mayo de 2022

El Banco de España considera que la fiscalidad medioambiental es un factor "clave" en el camino de la transición ecológica, pero reconoce que no es el momento de implementarla porque el país aún no se ha recuperado de la pandemia y se ha tenido que enfrentar a los efectos de la guerra en Ucrania.

Compartir en:

Para el director general de Economía y Estadística de la entidad, Gavilán, "es imprescindible potenciar y mejorar el diseño" de los impuestos verdes para "avanzar en la lucha contra el calentamiento global". España está "muy por detrás" de otros países de la Unión Europea (UE) en recaudación medioambiental, una brecha que "se ha mantenido estable y cercana a un punto porcentual durante las dos últimas décadas" y que se debe "a los menores impuestos sobre la energía y, en particular, sobre los hidrocarburos", indica el documento.
Una mayor recaudación por estos conceptos, según Gavilán, permitiría aliviar la carga impositiva en otros impuestos, como los del trabajo, e incluso compensar a aquellos hogares más vulnerables y a los que les cuesta más llevar a cabo la transición ecológica.

Esas medidas, ha insistido, deberían ser "temporales" y estar "muy bien diseñadas" para que fomenten un cambio de hábitos, porque "si se dan subsidios para hacer lo mismo, entonces no se consigue nada". Preguntado por el impacto de la guerra en Ucrania en la transición ecológica, Gavilán ha reconocido que a medio plazo puede ser "beneficioso" porque se están adoptando medidas a nivel europeo para aumentar la autonomía estratégica y reducir la dependencia energética, aunque ha dejado claro que se debe hacer "sin perturbaciones abruptas".

El impacto en España va a ser "muy heterogéneo" en función de las regiones y de los sectores, con la agricultura, la industria manufacturera, los transportes y la energía a la cabeza de los sectores más contaminantes, ya que son responsables del 70 % de las emisiones mientras que representan el 25 % del PIB.

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda