Sareb demanda a todo el mundo

28 de noviembre de 2021

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha interpuesto una demanda declarativa constitutiva de derechos ante los Juzgados de Primera Instancia de Madrid frente a Abanca, CaixaBank, Banco Sabadell, BBVA, Unicaja Banco, Ibercaja y BFA.

Compartir en:

En su demanda solicita que se declare que el cupón trimestral de los Bonos Senior emitidos por Sareb a partir de las Emisiones 2017-3 y 2018-1 y sucesivas pueden generar rendimientos negativos, con lo que pretende obtener una nueva vía de ingresos que le permita mejorar sus opciones para devolver el dinero público. El conocido como 'banco malo' explica en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que este enfrentamiento se fundamenta en el hecho de que desde 2017 sus emisiones de deuda senior deben permitir flujos financieros negativos, según una normativa europea. Además, entiende que esto sería lo coherente con el contexto actual de los mercados de capitales, en los que los tipos de intereses negativos se aplican de manera común, especialmente en los segmentos mayoristas del mercado financiero en el que se encuentra las emisiones de Sareb.

La decisión ha sido adoptada por el Consejo de Administración y está motivada por la obligación de la entidad de defender sus intereses, que en este caso son también los intereses de todos los contribuyentes, como aseguran fuentes oficiales de Sareb. Las partes no se ponen de acuerdo y por ello han decidido que lo correcto es acudir a la Justicia para que dilucide sobre el asunto. La deuda senior de Sareb asciende a 34.500 millones de euros en la actualidad. La compañía emitió en 2012 un total de 50.781 millones de euros en deuda senior a cambio del traspaso de los activos por las cajas sometidas al rescate público. Con la emisión de estos bonos se pretendió que fueran equiparables lo máximo posible a la deuda pública. No en vano, estos bonos, es decir, la deuda emitida por Sareb, está avalada por el Estado español. Con ellos, que eran descontables ante el BCE, se conseguía una triple ayuda a la banca rescatada, dando de baja la cartera de activos problemáticos, liberando provisiones y obteniendo financiación inmediata en la ventanilla del supervisor presidido por Christine Lagarde.

Los bonos están referenciados al Euribor a tres meses más un diferencial que en ningún caso puede superar el 2%. En su diseño original no estaba previsto la existencia de un suelo. Como en 2015 el BCE no admitía en sus facilidades de liquidez el descuento de bonos con cupón negativo, Sareb introdujo un suelo de 0% en sus emisiones. Así se garantizaba que estos títulos pudieran seguir siendo elegibles para las facilidades de liquidez y se evitaba así un perjuicio a los tenedores. Pero a partir del 1 de enero de 2017, Fráncfort cambió su criterio y admitió como colateral los bonos con cupón explícito negativo, lo que abrió un nuevo escenario en el que Sareb puede volver a las características originales de los bonos, es decir, eliminar el floor o suelo del 0% y emitirlos con cupón negativo sin perjudicar la operatividad financiera de estos títulos.

Sareb, por responsabilidad y con el objetivo de defender sus intereses y, por tanto, los de todos los contribuyentes, ha prsentado esta demanda "Es en ese contexto en el que Sareb, por responsabilidad y con el objetivo de defender sus intereses y, por tanto, los de todos los contribuyentes, ha tomado la decisión de presentar la mencionada demanda declarativa constitutiva de derecho, en la que se pide que en los bonos no exista un floor cero o suelo. Se reclama, en definitiva, volver a la situación del bono, a la situación original", señala la sociedad.

En los últimos años en los segmentos mayoristas de los mercados financieros se aplican ya con normalidad los rendimientos negativos y las tasas nominales negativas en la medida en que los instrumentos de deuda emitidos estén referenciados a tasas flotantes como el Euribor. Además, el BCE ya admite tipos negativos en sus facilidades de financiación. Sareb cree que las entidades se están beneficiando de la tasa negativa de descuento del BCE (-0,50%) y sin embargo no abonan el coste negativo a Sareb. Es decir, los tenedores de bonos reciben financiación del BCE por la que no tienen que pagar sino más bien al contrario: está remunerada como consecuencia de la política monetaria en el área del euro, y además no tienen que pagar por el interés negativo de los bonos de Sareb en la actualidad.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda