Hernández de Cos sugiere “mutualizar” el gasto derivado de la guerra

29 de marzo de 2022

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, asegura que el shock económico que registra la Unión Europea se debe a la invasión rusa de Ucrania y ha instado a los países del bloque europeo a mutualizar el gasto derivado del conflicto y a ofrecer una respuesta común. En su opinión, el conflicto tendrá un impacto en el crecimiento económico y elevará el riesgo de efectos de segunda ronda.

Compartir en:

Sobre el plan de choque anunciado por el Gobierno para hacer frente al impacto de la guerra y que serán aprobadas hoy en el Consejo de Ministros, que contemplan una subvención de la gasolina para todos los consumidores de 20 céntimos de euro, una limitación del 2% en los alquileres y una inyección de más de 1.000 millones de euros para el sector transportista, entre otros elementos, Cos ha afirmado que debe ser de carácter temporal.
La escalada de los precios energéticos ha disparado la inflación, cuyo dato de marzo se dará a conocer mañana miércoles, y que según avanza Cos será "particularmente negativa. El dato de la zona euro se conocerá este viernes. Pese a esta escalada el gobernador del Banco de España cree que el objetivo de inflación para la zona euro se estabilizará en 2024 en el entorno del 2%.

Cos considera que el BCE tendrá que evitar una fragmentación del mercado y considerará si necesita implementar alguna otra herramienta ante la desaparición del plan de compra de deuda pandémica (PEPP). Sobre una posible subida de tipos en la zona euro, que el mercado empieza a volver a considerar, Cos ha insistido que de hacerse será algo gradual.

En la misma línea, el economista jefe del BCE, Lane, ha asegurado en una entrevista a Político, no ha descartado llegar a subir tipos este mismo año. "Hay escenarios en los que sería apropiado comenzar a normalizar los tipos de interés a finales de este año. Y luego, por supuesto, hay escenarios en los que podría ser apropiado moverse en un momento posterior". Lane considera que para que el BCE siga comprando deuda después del tercer trimestre del año sería preciso "ver un descenso significativo en las perspectivas de inflación a medio plazo". "La inflación disminuirá a finales de este año y será mucho más baja el año que viene y el siguiente en comparación con este año".
El economista jefe del banco central se ha mostrado además preocupado por la caída de los índices de sentimiento inversor de consumidores y empresas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda