Por si acaso,  mas provisiones bancarias

05 de marzo de 2021

Mientras todas esas soluciones e barajan y negocian el sector financiero está en guardia ante la propuesta final que plantee el Gobierno y los inversores también hacen cábalas, en espera de conocer cuál sería el impacto en capital y provisiones de un  nuevo tratamiento de los créditos ICO.

Compartir en:

En Credit Suisse creen que la posibilidad de una quita a los créditos ICO es reducida aunque sí contempla un incremento de las provisiones para todo el sector. Y en espera de la confirmación de los planes del Gobierno, prevé un escenario base en el que se extienda el plazo de amortización de los créditos con aval público, que ya se amplió en noviembre hasta un máximo de 8 años. La extensión en los plazos supondría, según explica Credit Suisse, la redefinición de los créditos ICO como créditos reestructurados y un incremento en las provisiones de los bancos, con el finde mantener sin cambios sus actuales niveles de cobertura. Así, los cuatro mayores bancos -Santander, BBVA, CaixaBank y Bankia- tendrían que hacer un esfuerzo adicional en provisiones de 758 millones de euros, de los que la mayor parte corresponderían a Santander, con 408 millones. A BBVA le corresponderían 139 millones de euros más en provisiones, 122 millones a CaixaBank y 89 millones a Bankia. Santander tiene la mayor cuota en los créditos ICO, del 26%, que representan el 13% de la cartera total de créditos del banco en España. 

En todo caso, Credti Suisse considera que el riesgo de los créditos ICO es “bajo y manejable”. No hay que olvidar que el Estado aporta una garantía de hasta el 80% de la financiación concedida. Aun así, el banco suizo también hace el ejercicio de calcular cuál sería el impacto en provisiones de quitas a esos créditos.

En el supuesto de una quita a los créditos ICO por el 100%, los grandes bancos debería hacer provisiones adicionales en conjunto por 11.602 millones de euros, según las estimaciones de Credit Suisse. A Santander le correspondería la mayor parte, con 5.102 millones; a CaixaBank junto a Bankia, ya fusionados, 4.140 millones, y a BBVA, 2.360 millones. Y ante una quita inferior, del 50% y que se aplicaría sobre el 20% de riesgo que asumen las entidades con estos créditos, el impacto en provisiones para estos bancos sería de 5.801 millones, de los que 2.551 millones serían para Santander y 2.070 millones para CaixaBank más Bankia.
Credit Suisse tine preferencia por Caixabank, con recomendación de neutral, frente al consejo de neutral en Santander y BBVA. Cree que el banco que dirige Gonzalo Gortázar ofrece una tendencia en márgenes mejor de lo esperado y una perspectiva más optimista en ingresos básicos y capital. Y entre Santander y BBVA, se inclina por el primero. Se muestra prudente con México, principal fuente de beneficios de BBVA, y ve tendencias más positivas en créditos y márgenes en Brasil.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias