Lagarde: el alza de los intereses "es indeseable" para la economía

11 de marzo de 2021

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, ha advertido sobre los peligros de la reciente subida de los tipos de interés. La banquera ha asegurado que este alza podría llegar a poner en peligro las condiciones financieras. 

Compartir en:

Además, la francesa ha asegurado que son un movimiento indeseado en un momento en el que la economía europea lucha por recuperarse y se encuentra aún en medio de la crisis.  Esta advertencia llega después de que el BCE haya anunciado un aumento en el ritmo de compra de bonos para calmar el alza de los tipos. Analizando el auge de los tipos de interés, Lagarde ha señalado que "si son considerables y persistentes, los aumentos de estos tipos de interés de mercado, si no se controlan, podrían traducirse en un endurecimiento prematuro de las condiciones de financiación para todos los sectores de la economía". 

La subida de los tipos de interés en los mercados de deuda pueden suponer un lastre para la recuperación, sobre todo si esta subida de los rendimientos se traslada a la financiación de empresas y hogares. La francesa ha recalcado que buena parte de este movimiento en los bonos se debe a un efecto contagio por lo que está ocurriendo en EEUU, donde las expectativas de inflación y crecimiento han aumentado con fuerza en las últimas semanas/meses. "Esto no es deseable en un momento en el que sigue siendo necesario mantener unas condiciones de financiación favorables para reducir la incertidumbre y reforzar la confianza, apuntalando así la actividad económica y salvaguardando la estabilidad de precios a medio plazo", ha destacado Lagarde.

Aunque la recuperación económica está a la vuelta de la esquina, el BCE cree que la zona euro todavía sufrirá una contracción más de su PIB en el primer trimestre del año, que termina este mes de marzo. Esto viene a evidenciar que lo último que necesita Europa ahora es unas condiciones financieras más duras."Los datos económicos entrantes, las encuestas y los indicadores de alta frecuencia apuntan a una continua debilidad económica en el primer trimestre de 2021 impulsada por la persistencia de la pandemia y las medidas de contención asociadas. Como resultado, es probable que el PIB real se contraiga nuevamente en el primer trimestre del año", ha asegurado Lagarde.

Por otro lado, Lagarde ha querido restar importancia a la subida de la inflación argumentando que es un auge temporal y generado por efectos exógenos y momentáneos, como pueden ser la subida del precio del petróleo o el fin de la reducción del IVA en Alemania. "Las presiones subyacentes sobre los precios siguen siendo moderadas en el contexto de una demanda débil y una holgura significativa en los mercados laborales y de bienes. Si bien nuestras últimas previsiones muestran un aumento gradual de las presiones inflacionarias subyacentes, confirma que las perspectivas de inflación a mediano plazo se mantienen prácticamente sin cambios con respecto a las proyecciones del personal en diciembre de 2020 y por debajo de nuestro objetivo de inflación", ha comentado la banquera en rueda de prensa.
El BCE ha querido restar relevancia al alza de los precios de todas las formas posibles asegurando que el rebote es temporal.En el panel de previsiones se muestra que la tasa de inflación de la eurozona se situará en 2021 en el 1,5%, frente al 1% que preveía el pasado mes de diciembre, mientras que un año después los precios subirán un 1,2%, una décima más de lo esperado anteriormente.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias