Botín reclama "proteger a las empresas viables" 

26 de marzo de 2021

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha reclamado al Gobierno apoyar a las empresas que han sobrevivido a la pandemia. "Hoy la prioridad es lograr que las empresas que han sobrevivido a la pandemia crezcan y generen empleo. Para ello tendrán que invertir, y los bancos tendrán que poder atender sus necesidades financieras.

Compartir en:

 Las empresas y los gobiernos tenemos la responsabilidad de trabajar juntos por el bienestar de nuestra sociedad", ha declarado en la junta de accionistas de Banco Santander celebrara hoy de forma telemática.
La banquera insistió en su intervención en la necesidad de "proteger a las empresas viables y apoyar a las empresas innovadoras con potencial transformador", para añadir "nuestro sector es el mejor posicionado para entender qué necesita cada empresa y cuál es la mejor manera de ayudarlas a salir reforzadas".

Recordó que una de cada cinco empresas en España ha recibido un préstamo ICO y se han concedido un total de 116.000 millones de euros de financiación, un 10% del PIB, y que los niveles de actividad se están recuperando en gran parte de la economía española. Pero en sectores clave como la hostelería, la restauración y el ocio, la actividad está aún un 40% por debajo de los niveles previos a la crisis", insistió, para lo que ha explicado que para "darles apoyo, la vacunación es clave. Las vacunas están venciendo al virus y abren la puerta a la recuperación".
Botín considera que el corto plazo seguirá la incertidumbre, razón por la que es "clave que los gobiernos no retiren el apoyo fiscal demasiado pronto". Y ha reclamado la colaboración conjunta de Europa para salir de la crisis.

"Para garantizar una recuperación rápida y sostenible, los países deben trabajar juntos, aprovechando la fortaleza de sus instituciones para seguir atrayendo inversores. Europa está demostrando liderazgo en la gestión de esta crisis económica con una respuesta más eficaz y coordinada que nunca. Se ha demostrado que Europa funciona cuando lo hace de manera unida y solidaria. Evitar una recuperación a dos velocidades será clave para que Europa salga reforzada", ha declarado, tras reconocer que las instituciones europeas "han adoptado medidas importantes para apoyar a las economías. Con programas de apoyo al empleo y préstamos con garantía pública a las empresas, grandes y pequeñas, que han solucionado sus problemas de liquidez".

La banquera ha querido hacer un guiño al accionista y ha anunciado que el banco tiene la intención de retomar "una política de remuneración a los accionistas del 40- 50% del beneficio ordinario del grupo". Por ello, durante el año Santander pretende periodificar en la ratio de capital "el importe necesario para ejecutar esta política en caso de que lo permitan los supervisores, bajo la expectativa de alcanzar un RoTE (rentabilidad sobre capital tangible) ordinario de aproximadamente 10% al cierre de 2021", ha anunciado. Además, ha avanzado que la evolución del negocio en lo que va de año está siendo positiva, con unos ingresos en línea con el trimestre precedente, lo que permite concretar el objetivo del banco de RoTE ordinario en 2021.

La presidenta de Santander ha asegurado que los buenos resultados y la "sólida" posición de capital del grupo le dan así flexibilidad para poder remunerar a sus accionistas "de manera atractiva". El consejo de administración acordó ayer pagar el 4 de mayo un dividendo en efectivo de 2,75 céntimos por acción con cargo a 2020, el máximo permitido por el Banco Central Europeo (BCE).
"En lo que llevamos de año la evolución del negocio ha sido positiva, con los ingresos en línea con los que mostramos en el último trimestre. En Europa, se están generando ahorros que nos permiten mejorar la ratio de eficiencia a nivel Grupo. Además, el coste del crédito continúa tendiendo
a la baja, tal y como anunciamos en nuestra presentación anual de resultados", ha detallado la presidenta del Santander.

Según ha indicado Botín, el banco seguirá centrándose en la ejecución del nuevo modelo operativo en Europa, con el objetivo de alcanzar un RoTE ordinario del 10%-12% y una ratio de eficiencia de alrededor del 45% a medio plazo. Además, tiene el compromiso de reducir la base de costes en Europa en 1.000 millones adicionales hasta final de 2022, después de ahorrar 1.000 millones costes en los últimos dos años.
Botín ha reconocido que el veto a los dividendos ha afectado a la cotización de las acciones de los bancos europeos, aunque ha puesto en valor que la acción del Santander subió un 73% desde la publicación de los resultados del tercer trimestre y que, en términos de valoración, el banco cerró 2020 cotizando a múltiplos de mercado en línea con los de sus comparables globales y el sector bancario europeo.

Entre sus avances más recientes, ha destacado la implantación de 'Canal Abierto' y de la política de protección del consumidor y las directrices sobre clientes vulnerables en todo el grupo, así como el desarrollo de un proyecto piloto para incorporar criterios ESG en el proceso de contratación de nuestros 400 principales proveedores.
Botín ha recalcado que el modelo de gobierno corporativo del Santander ha sido recientemente calificado muy positivamente en su diseño y efectividad por el experto externo encargado de la evaluación del consejo en 2020, pero ha reconocido ser consciente de que "no hay lugar para la complacencia".

Por ello, ha asegurado que el grupo seguirá mejorando su modelo de gobierno en la medida de lo posible para seguir en línea con las mejores prácticas internacionales. "Así lo hicimos el año pasado fortaleciendo y actualizando los planes de sucesión", ha recordado Botín, para añadir
que, si bien "queda mucho por hacer", el grupo avanza "a buen ritmo".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción