Oliu reitera su apuesta por un Sabadell "independiente" 

26 de marzo de 2021

El presidente de Banco Sabadell, Oliu, ha afirmado, en la Junta General de Accionistas de la entidad celebrada en Alicante, que en 2020 "se han puesto los cimientos para la sostenibilidad futura del Banco como entidad independiente, competitiva y rentable".

Compartir en:

En alusión implícita a la descartada fusión con el BBVA, Oliu ha dicho que la situación económica general, fundamentalmente derivada de la pandemia de coronavirus, "generó dudas en el mercado acerca de la capacidad o de la oportunidad del Banco para seguir en solitario", y que todo eso suscitó una profunda reflexión estratégica. Ha añadido que, tras establecerse los retos y oportunidades del banco en solitario, se exploró también una fusión, "que se desestimó por razones económicas", y el Consejo estimó que la operación no era atractiva para los accionistas y que el banco tiene amplio recorrido de gestión para mejorar resultados y cotización, que se materializará en los próximos años sin que de momento vean atractivas operaciones de consolidación.

Para ello, el nuevo consejero, González-Bueno, ha presentado la nueva organización, que supone el primer paso para la implantación de la estrategia futura. Sus ejes principales son el mayor foco en el cliente y el aumento de la rentabilidad. En este contexto, el banco se estructura en tres grandes unidades de negocio en España con características muy diferentes: Particulares, Empresas y Corporativa. La primera estará dirigida temporalmente por César González-Bueno hasta la próxima incorporación de su futuro responsable. Al frente de Empresas estará Ventura, quien también estará al frente de toda la red comercial. Finalmente, la división de Banca Corporativa, que también abarca toda la parte internacional de este apartado de servicios, continuará siendo dirigida por Nieto.

Para dotar de mayor agilidad y autonomía a las unidades de negocio, cada uno de sus directores tendrá responsabilidad sobre parte de las funciones y capacidades corporativas de las áreas de Finanzas, Organización y Recursos, Operaciones y Tecnología, Riesgos y Asesoría Jurídica. Asimismo, cada unidad será responsable de su cuenta de resultados (ingresos, gastos, provisiones y consumo de capital).

Las filiales internacionales, TSB y México, no experimentan cambios organizativos y su estrategia seguirá enfocada en acelerar su senda de rentabilidad y aumentar su aportación al grupo. No se va a iniciar ningún proceso de venta en un futuro próximo.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias