Unicaja y Liberbank, aprueban su fusion

31 de marzo de 2021

Las juntas extraordinarias de accionistas de Unicaja Banco y de Liberbank han dado ´luz verde´ este miércoles a su fusión y a la renovación parcial del consejo de administración de la entidad resultante. 

Compartir en:


Las juntas se han celebrado a las diez de la mañana, en Madrid en el caso de Liberbank, y en Málaga en el de Unicaja Banco, aunque de forma telemática (sin la asistencia física de los socios o de sus representantes), siguiendo las recomendaciones y restricciones vigentes en el marco de la crisis ocasionada por la Covid-19.

Los accionistas de Liberbank han aprobado, con un 99,88% de los votos, la absorción de la entidad por parte de Unicaja Banco, mientras que los de la absorbente también han validado la renovación parcial del consejo de administración. Una vez que las juntas generales extraordinarias de ambas entidades han aprobado la fusión, se completarían los procesos para el cumplimiento de las condiciones a las que la misma se sujeta. 

El consejero delegado de Liberbank, Menéndez, ha justificado este miércoles la fusión por absorción de la entidad por Unicaja Banco por las tensiones sobre las cuentas de resultados derivadas del contexto actual marcado por los tipos de interés bajos y la pandemia, así como por la propia transformación del sector.
Por su parte, el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha asegurado que las medidas que puedan afectar a la plantilla del banco con motivo de la fusión con Liberbank se analizarán "con rigor y seriedad", dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes.

Ahora se requerirán los pronunciamientos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el Banco de España, el BCE, la CNMV y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Finalmente, será la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien autorizará la fusión en caso de obtener el visto bueno de todos los organismos supervisores. No será hasta ese momento cuando, cumplidas las condiciones suspensivas y formalizada la fusión, podrá procederse a efectuar los trámites administrativos para materializar el canje, instante a partir del cual se iniciaría la fase de integración operativa de las dos entidades.

El nuevo consejo quedará integrado por 15 miembros y estará presidido el actual presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, quien mantendrá sus funciones ejecutivas. El actual consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, será nombrado consejero delegado y tendrá funciones ejecutivas.
Los accionistas de Unicaja Banco también han aprobado los nombramientos como consejeros de Felipe Fernández Fernández (dominical), Ernesto Luis Tinajero Flores (dominical), David Vaamonde Juanatey (dominical), Jorge Delclaux Bravo (independiente), María Luisa Garaña Corces (independiente) y Manuel González Cid (independiente).
Tras los cambios citados, cuatro de los siete consejeros dominicales procederán del consejo de Unicaja Banco y tres del de Liberbank, mientras que de los seis consejeros independientes, cuatro serán a propuesta de Unicaja y dos de Liberbank. El resto de consejeros dominicales son Juan Fraile, Petra Mateos-Aparicio, Manuel Muela y Teresa Sáenz, mientras que los otros consejeros independientes son María Luisa Arjonilla, Ana Bolado, Manuel Conthe y Manuel González.

El 40% del total de miembros del nuevo consejo de administración serán independientes, mientras que las mujeres representarán un tercio del consejo, siguiendo así las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas.
La absorción de Liberbank por parte de Unicaja Banco dará lugar al quinto banco español tanto por activos como por depósitos. La ecuación de canje acordada por los consejos de ambas entidades el pasado mes de diciembre es de 1 acción de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank, atendiéndose el canje con acciones de nueva emisión de Unicaja Banco.
De este modo, los accionistas de Liberbank recibirán en canje acciones de Unicaja Banco y Liberbank se extinguirá, vía disolución sin liquidación, transmitiéndose todo su patrimonio en bloque a Unicaja Banco, sin que se prevea ninguna compensación complementaria en efectivo para los accionistas de Liberbank.

La fusión por absorción de Unicaja Banco y Liberbank dará lugar a la quinta entidad por volumen de activos de España, con más de 113.000 millones de euros, posicionándose por delante de Bankinter y por detrás de la nueva CaixaBank, BBVA, Santander y Sabadell. Además, tendrá presencia en un 80% del territorio nacional, 4,5 millones de clientes de manera conjunta y un liderazgo claro en seis comunidades autónomas. Uno de los motivos detrás de la consolidación del sector es la búsqueda de rentabilidad. Según Menéndez, la nueva entidad alcanzará un ROTE (return on tangible equity, según sus siglas en inglés) del 6% en el año 2023.
Calculan asimismo un ahorro anual de costes de 192 millones de euros y alcanzar un capital de máxima calidad (CET1 fully loaded) del 12,5%, además de contar con "una capacidad de inminentes aumentos [de ese capital] por los modelos IRB una vez se reciba la autorización del BCE", que consiste en el cálculo del riesgo de crédito de la cartera hipotecaria de las entidades.

El nuevo banco nace con una tasa de mora del 3,6%, "la segunda mejor entre las cotizadas", afirmó Menéndez durante la presentación de la operación, con una cobertura de los NPAs del 67%. Se estima un incremento del BPA (beneficio por acción) del 57% para Unicaja Banco de cara al año 2023 y del 43% en el caso de Liberbank.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias