Cajamar: tras mejorar coberturas, resultado neto de 14 M€

07 de mayo de 2021

Dado el contexto económico y social por la actual crisis derivada de la covid-19, el Grupo mantiene una estrategia prudente y destina la mayor parte de los ingresos obtenidos a fortalecer coberturas, provisiones y al saneamiento del activo intangible, lo que refuerza la solvencia del Grupo. 

Compartir en:

A estas partidas se han destinado en el primer trimestre más de 512 millones de euros, de los que 461 millones corresponden al ROF. Gracias a ello, la tasa de cobertura de la morosidad asciende al 69,48 %, 19,7 puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior.
Esta gestión prudente le lleva a presentar un resultado consolidado neto de 14 millones de euros, un 18,7 % menor al obtenido en el mismo periodo del año anterior.
 
El margen de intereses aumenta significativamente un 27,7 %, principalmente por el incremento de los ingresos por intereses y en menor medida por la reducción de los gastos por intereses, unida a la buena evolución de las principales magnitudes del negocio. El buen comportamiento del margen de intereses eleva el margen bruto hasta los 704 millones de euros, un 204,5 % superior al mismo trimestre del año anterior, apoyado también por el resultado de operaciones financieras con la venta de cartera de renta fija. Aún así, sin los resultados por operaciones financieras, el margen bruto crece un 13,1 %, respecto al mismo periodo del año anterior
 Asimismo, la ratio de eficiencia mejora a consecuencia de los resultados de operaciones financieras hasta el 20,3 % y la ratio de eficiencia recurrente -sin los resultados de operaciones financieras- se sitúa en el 58,8 % por la reducción de un 2,4 % de los gastos de administración.

El Grupo Cajamar continúa saneando su balance, destinando gran parte de sus ingresos al fortalecimiento de la tasa de cobertura de la morosidad hasta el 69,48 %, 19,68 puntos porcentuales más que en el mismo trimestre del año anterior, y a la tasa de cobertura del activo irregular, que se eleva hasta el 64,65 %, incluidas las quitas producidas en el proceso de adjudicación, 12,63 p.p. más en variación interanual. Asimismo, prosigue con la mejora de la gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción del 17,6 % respecto al mismo trimestre de 2020 –335 millones de euros menos-, lo que conlleva una nueva caída en 1,36 p.p. de la tasa de morosidad, que se sitúa en el 4,46 %, convergiendo con la media del sector.
 
El volumen de los activos adjudicados netos desciende de nuevo, anotando una disminución interanual del 22,2 %, al tiempo que la tasa de cobertura de los activos adjudicados mejora y crece hasta situarse en el 62,03 %, incluyendo las quitas producidas en el proceso de adjudicación, 8,61 p.p. superior en variación interanual.
El coeficiente de solvencia registra un incremento significativo de 1,1 puntos y se sitúa en el 15,5 %, con una alta calidad de los recursos propios computables, la ratio CET 1 phased in en el 13,8 %, y la fully loaded en el 13,3 %, cumpliendo holgadamente los requerimientos regulatorios, más aún tras las medidas establecidas por el BCE a raíz de la covid-19, con un exceso en el cumplimiento de requerimientos phased in de 1.581 millones de CET 1, 1.232 millones de T1 y 1.155 millones de exceso en solvencia.
 
Los depósitos de clientes continúan su crecimiento por decimosegundo trimestre consecutivo, lo que favorece una nueva mejora de la ratio Loan To Deposits (LTD), que se sitúa en el 87,8 %, inferior en 5,3 p.p. que el mismo trimestre del año anterior. Cajamar mantiene un confortable nivel de financiación mayorista y una cómoda posición de liquidez con un volumen de activos líquidos disponibles de 11.316 millones de euros, incluyendo tanto activos líquidos de alta calidad (HQLA) como otros activos líquidos descontables y depósitos en bancos centrales. Además, el Grupo cuenta con una capacidad de emisión adicional de 3.160 millones de euros de cédulas.
 
Todo ello se refleja en el cumplimiento holgado de los límites exigidos por la Autoridad Bancaria Europea, con una ratio de cobertura de liquidez (LCR) del 217,7 % y una ratio de financiación estable neta (NSFR) del 131,2 %.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción