El mercado de capitales en ebullición 

14 de junio de 2021

La semana puede ser clave. Además de la cita de la Reserva Federal, los inversores aguardan el debut de la UE con la venta de bonos para financiar el fondo de reconstrucción europeo Next Generation, operación que podría materializarse mañana y en la que la región prevé levantar 10.000 millones en deuda a diez años.

Compartir en:

A la espera de que se materialice la colocación, el resto de emisores públicos y privados no quieren desaprovechar la ocasión para captar recursos a precios atractivos en un contexto de relativa estabilidad. El Instituto Oficial de Crédito que ya ha vendido 500 millones en deuda verde a seis años, tenía en la apertura ya  órdenes de compra por mas de 1.250 millones de euros, importe que al cierre aumentó hasta los 1.800 millones, lo que equivale a una ratio de cobertura de 3,6 veces la oferta. La operación partía con precio de 10 puntos básicos sobre la referencia española a ese plazo se cerró con un diferencial de seis puntos. El dinero que se capté irá destinado a financiar o refinanciar proyectos nuevos o existentes de las categorías elegibles de acuerdo con el Marco de Bonos Verdes del ICO. BNP Paribas. Crédit Agricole, Santander y Unicredit son los bancos colocadores.

En paralelo Grupo Antolín sale al mercado para captar 390 millones en deuda a siete años. El dinero levantado irá destinado para recomprar bonos que vencen en 2024 y que pagan un cupón anual del 3,25%. Deutsche Bank, BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, Credit Suisse, HSBC y Société Générale son las entidades colocadoras.
La lista de operaciones que se están ejecutando en la primera jornada de la semana la completan TSB, la filial inglesa de Sabadell, y Colonial. Una semana después de que la entidad adjudicara 500 millones en deuda senior no preferente con la etiqueta verde, hoy TSB ha dado mandato a Sabadell, HSBC, Lloyds y NatWest Market para proceder a la venta de cédulas a siete años vinculados al sonia y denaminados en libras.

En paralelo a estas operaciones, Colonial ha encargado a BBVA, BNP Paribas, Crédit Agricole, Intesa Sanpaolo, Mediobanca, Natixis, Bank of America, CaixaBank, JP Morgan, Morgan Stanley, Société Générale, Sabadell, Bankinter, Deutsche Bank y Unicaja la venta de 500 millones en un bono a ocho años para recomprar bonos a los tenedores de las emisiones con vencimiento en 2023 (500 millones) y 2024 (600 millones). Esta operación se enmarca dentro de los objetivos de la compañía de continuar el proceso de refinanciación de su deuda. Ya el pasado mes de octubre Colonial 500 millones para la recompra de 300 millones de estas dos mismas colocaciones. Hace ocho meses recompró 193,8 millones de la primera y 107,6 millones de la segunda.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción