La concentración ha sido brutal 

17 de junio de 2021

El sector bancario tradicional sigue en proceso de concentración, y las fusiones entre entidades en España han dejado el escenario con tan solo 12 supervisadas directamente por el Banco Central Europeo, frente a las 62 que había en 2008.

Compartir en:

Durante estos años la banca ha llevado a cabo un enorme esfuerzo en ajustes de personal, en parte derivados de la presión del negocio bancario a la baja como consecuencia de los negativos tipos de interés  y desde el pasado año a los efectos del Covid. Pese a ello, los salarios del sector bancario han crecido un 3% en 2020, según la Guía Salaria realizada por la consultora HAYS.
El principal motivo de este alza salarial ha sido precisamente esa poca rentabilidad de los bancos con los tipos de interés, explica la consultora, ya que el sector ha recurrido a potenciar negocios más rentables, pero también con un nivel de contratación más costoso, que influye en la media. También influye la entrada de nuevos actores en el sector bancario, como son las fintech. López, Team Manager del sector bancario en HAYS España, explica que la banca privada es la única forma de generar rentabilidad en el contexto actual, y por ello está habiendo una gran apuesta por perfiles como asesor financiero, banquero privado/personal y gestor de patrimonio.“El mercado de estos perfiles se está inflacionando bastante, porque hay mucha captación de talento de la competencia, y ello hace que los salarios se disparen”.

En cuanto a la influencia de las fintech, el análisis mantiene que su auge, impulsado por el apetito inversor que siguen culminando exitosas rondas de financiación en 2021, se consolida haciéndose un hueco clave en el panorama bancario español e internacional. “Este tipo de empresas, además de perfiles técnicos de IT, están contratando a muchos perfiles de desarrollo de negocio y captación de inversores”, apunta López.
El responsable especializado en banca señala que “también hay perfiles de banca tradicional que se están formando en entornos digitales para entrar a trabajar en fintech, ya sea por salidas forzosas de la banca comercial o empleados en activo”.
“Estas empresas tienen capacidad para pagar buenos sueldos por las rondas de financiación levantadas este último año y sus potentes inversores”, puntualiza.
Hay otros perfiles que también están siendo muy demandados, como son los gestores de recobros, analistas de riesgos, asociados de M&A, analistas de reestructuraciones y analistas de deuda. El motivo de su demanda es precisamente la falta de liquidez o los concursos de acreedores que se están llevando a cabo a causa de la crisis económica provocada por el Covid.

Los mejor pagados son los socios de fusiones y adquisiciones en Barcelona, que cobran unos 187.500 euros, más un 150% en variable, según el análisis elaborado por HAYS. De media, un director de banca privada gana en Madrid 113.000 euros, más otro 50% en variable. En Barcelona el sueldo baja a 103.500 euros, a lo que se suma otro 50% en variable. Un director de reestructuración puede llegar a cobrar 156.000 euros de salario fijo, más otro 70% en variable.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias