EMISIION: Bruselas, repite éxito

29 de junio de 2021

La CE repite la experiencia exitosa con la emisión 15.000 millones en una operación de doble tramo. La demanda conjunta supera los 130.000 millones, ligeramente por debajo de los 142.000 millones registrados en la emisión del bono a 10 años del pasado 15 de junio.

Compartir en:

Para la referencia con vencimiento en julio de 2026 la UE ha captado 9.000 millones. Como ya quedó reflejado en la operación del pasado 15 de junio los inversores siguen teniendo interés por la deuda de alta calidad. Los bonos emitidos por la región es la figura más próxima hasta el momento a un eurobono y cuentan con la máxima nota según los criterios de las agencia de calificación (triple A según  Moody's, Fitch y DBRS y doble A según S&P) una cualidad que no parece restar apetito a ojos de los inversores. La prueba más evidendente de esto es la demada que para el tramo a cinco años supera los 70.000 millones en la apertura de libros. Este interés ha permitido rebajar el coste de financiación. La operación partía con un diferencial de -8 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo) y en la actualidad el spread se sitúa en los -11 puntos básicos.
 
En paralelo a esta emisión la UE también está colocando 6.000 millones en deuda a 30 años. Para esta referencia la demanda supera los 60.000 millones de euros, un interés que como en el caso anterior está contribuyendo a rebajar el coste de emisión desde los 25 puntos básicos sobre midswap a los 22 puntos actuales.
Para llevar a cabo estas colocaciones la UE ha contratado a Crédit Agricola, Deutsche Bank, Unicredit, JP Morgan, Goldman Sachs, BBVA y Erte Group como bancos colocadores. Los cuatro primeros habían quedado fuera en la emisión del pasado 15 de junio por haber infringido las normas de la competencia en el pasado. Sin embargo, Bruselas les ha levantado el castigo temporal una vez evaluada la documentación remitida por las entidades.
En apenas 15 días la UE ha colocado 35.000 millones en bonos, una cifra que qeuivale al 17% de los 206.000 millones emitidos por el bloque en los últimos 38 años. Aunque la apelación al mercado de capitales se ha incrementado significativamente en las últimas semanas, las operaciones de este mes son solo un aperitivo de los que está por venir. Como parte del programa Next Generation los países miembros emitirán de manera conjunta 800.000 millones en los próximos cinco años, lo que convertirá a la UE en el mayor emisior europeo de deuda de máxima calificación en los próximos años y en el mayor emisor del mundo de deuda supranacional. Solo este año está prevista la colocación de 100.000 millones, de los que más de 80.000 corresponderán a deuda a medio y largo plazo. Las operaciones puestas en marcha por la comisión son consideradas como un primer paso hacia la mutualización de la deuda europea, un tema tabú hasta la fecha, y con los que la UE da un importante paso adelante en su integración financiera.
Además de financiar el programa diseñado para impulsar la recuperación económica tras la crisis desatada por la pandemia, los fondos levantados por la región supondrán un balón de oxígeno a los tesoros nacionales. El desembolso ayudará a rebajar la presión por emitir deuda, algo que es especialmente apreciado por países altemente endeudados como España e Italia. Como parte del programa Next Generation España rebicirá 19.000 millones en 2021. Los primeros 9.000 millones se entregarán en junio como pago anticipado y los 10.000 millones restantes llegarán a finales de año.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias