De Guindos: los fondos son una oportunidad única

06 de julio de 2021

Para de Guindos, España tiene "una oportunidad única" para "una transformación importante" de su economía con los fondos europeos contra el Covid-19, sobre todo en lo concerniente a la digitalización de la economía. El vicepresidente del Banco Central Europeo  cree que los fondos apuntalarán la recuperación "y eso lo tiene que aprovechar Europa, y España por supuesto". 

Compartir en:

Pero el ex ministro de Economía alerta de que si esos fondos "no se utilizan correctamente", estaría en peligro el futuro de la "arquitectura institucional de la zona euro" , ya que se espolearía el antieuropeísmo, por un lado, y, por otro, se les darían razones a los países que "no son muy amigos" de ahondar en la "política fiscal común y en la facilidad presupuestaria" de la Unión Económica y Monetaria. "Podrían considerar que no existe el nivel suficiente de responsabilidad en los países y en los Gobiernos" y frenar "el proyecto" de culminación de la UE, ha advertido Guindos en la inauguración de un curso de verano del PP bajo el título 'España, Europa y Libertad', en San Lorenzo de El Escorial (Madrid). 
En su intervención, el vicepresidente del BCE ha asegurado que "la utilización correcta del fondo de Nueva Generación va a ser básica, fundamental". "No sólo por ser recursos públicos que deben invertirse bien, acompañarse de reformas y ser catalizadores del sector privado, sino también para todos aquellos que creemos que la arquitectura de la zona euro no está completa" porque aún hay que acometer la unión bancaria, el mercado de capitales y una "facilidad presupuestaria común que actúe de forma anticíclica". 

"Si fracasamos en la utilización del fondo de Nueva Generación, a todos aquellos que dicen siempre que no se puede mutualizar más en Europa ni avanzar más en el proceso de creación de la arquitectura institucional de la zona euro estaremos dando razones", ha insistido una vez más el número dos de la autoridad monetaria europea. Por ello, a su juicio son vitales "la buena gobernanza, la transparencia y la buena utilización de los fondos", ya que esas tres cosas evitarían "muchas dificultadas para culminar el proceso" de la Eurozona. Todo ello, con "los controles lógicos de la Comisión Europea".

De Guindos es optimista sobre la recuperación de España: "El efecto rebote se va a producir, y se va a producir con mucha intensidad". "Ya lo estamos viendo", ha añadido. "Estamos en el camino de la normalidad, desde el punto de vista económico", ha insistido. La economía de la zona euro recuperará el nivel de renta precrisis "en el primer trimestre de 2022", y España, a finales de ese mismo año, ha señalado. Eso sí, el ex ministro del PP ha asegurado que "ninguna economía" va a estar "segura" hasta que "todos" los ciudadanos se hayan vacunado, y ha añadido que la inmunidad de grupo de la población cambiará las reglas de juego de la economía". En ese sentido, ha querido añadir que "el legado de la pandemia" es el notable incremento de la ratio de deuda sobre PIB, así como las "disparidades en la posición fiscal de los diferentes países". "Es fundamental que los inversores institucionales entiendan y comprendan que los países tienen planes creíbles a medio y largo plazo para reducir la ratio deuda/PIB y volver a la sostenibilidad fiscal", ha pedido. 

Preguntado sobre el futuro de las pensiones españolas, De Guindos ha asegurado que su sostenibilidad "depende del crecimiento económico y del empleo". "Las políticas de crecimiento económico y de generación de empleo, cuando las proyectas a 10-15 años, te pueden llevar a cambios muy sustanciales y a la sostenibilidad. Reformas, sí, pero también generar empleo, porque hay mucho margen para mejorar".

En su intervención anterior, Casado ha detallado sus propuestas económicas, considerando este foro como una mesa "preparatoria de la convención de octubre". Entre las más destacadas, una bajada de impuestos "sufragada con los fondos europeos". "Preferimos que las empresas paguen menos impuestos a que tengan que cerrar" y el Estado gaste ese dinero "en prestaciones". El presidente del PP ha insistido en la necesidad de aprobar una nueva Ley Beckham para "favorecer la inversión internacional y atraer el talento". En este punto, Casado aboga por "un flat tax" -impuesto plano, en español-, que es un gravamen con un tipo marginal constante que suele tener un umbral exento de cotización. Es decir, todo el mundo paga el mismo porcentaje, de partida, pero luego hay elementos progresivos en base a deducciones. Y por "un fast track" (una vía rápida, en español) "de captación de talento de la industria digital". Por último, el líder de la oposición ha reclamado "que no se suban las cotizaciones sociales y que en la medida de los posible se bajen", en referencia al interés del Gobierno en destoparlas. "Encarecer la creación de empleo no parece que sea lo más adecuado con 5 millones de parados", ha zanjado.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias