CaixaBank recupera los buses rurales de Bankia

08 de julio de 2021

CaixaBank ha recogido el testigo del banco absorbido, regulando el servicio del bus-banco en el acuerdo firmado en la madrugada de este miércoles sobre el procedimiento de despido colectivo y la modificación sustancial de las condiciones consecuencia de la fusión

Compartir en:

La dirección del banco determinará los municipios en las que se crearán nuevos trayectos para las ofimóviles o si simplemente se tratará de reforzar las rutas actuales. En cada una de ellas prestarán servicios al menos dos personas en turnos semestrales alternos. Hasta ahora, Bankia contaba con catorce furgonetas y CaixaBank con dos, aunque podrían ampliarse a veinte. Todas estas posiciones, así como las nuevas que puedan crearse para ampliar la cobertura, se ofrecerán mediante convocatoria interna pública. Eso sí, se priorizarán las peticiones de los equipos adscritos a las rutas existentes a la fecha de la firma del acuerdo (7 de julio de 2021) para cubrir las posiciones que actualmente estén ocupando.

CaixaBank cuenta con dos furgonetas desde finales de 2019 en funcionamiento. Una con base en Madrid y que recorre pueblos de Guadalajara y Cuenca. La segunda, con base en Burgos, visita pueblos de esta capital y alguno de los alrededores. Bankia, por su parte, puso en marcha su primer 'banco sobre ruedas' en 2014 y hasta ahora contaba con catorce ofibuses que recorrían las provincias de Ávila, Castellón, Ciudad Real, Granada, La Rioja, Madrid, Segovia, Toledo y Valencia. También cuentan con algunos de reserva para dar servicio en actos celebrados fundamentalmente en recintos cerrados, como en la Feria del Libro o en circuitos de motociclismo. 
En la inmensa mayoría de estas localidades no hay presencia de otra entidad bancaria, de modo que estas oficinas son clave para evitar el riesgo de exclusión de estas poblaciones, que de forma agregada suman cerca de 270.000 personas, según ha explicado un portavoz de la entidad a La Información. Cabe señalar que, como parte de la reestructuración derivada de la operación de consolidación, el grupo cerrará 1.534 sucursales, lo que supone el 25% de la red. Fuentes sindicales creen que el banco podría contemplar la fórmula de los ofibuses para continuar dando servicio en las áreas más afectadas por estas clausuras, sobre todo si se tiene en cuenta que el supervisor de Competencia supeditó la aprobación de la fusión a que no abandonara ningún municipio en el que no exista una sucursal competidora.

El documento que regula la actividad de este servicio itinerante de atención al cliente recoge que los empleados que se comprometan con el mismo deberán hacerlo por un periodo mínimo de dos años.  A partir de entonces será cuando puedan solicitar el traslado a un centro de trabajo con horario general. Aunque las condiciones se aprecian buenas, se trata de un servicio muy sacrificado, fundamentalmente por los kilómetros que se deben realizar en un día de jornada. El personal que cause baja como equipo de ofimóvil podrá ser adscrito, siempre que exista vacante, a una oficina de la ciudad en la que tenga fijado su domicilio; o a una de la localidad más próxima a la suya en caso de que viva en una población en la que no haya sucursal. También podría darse la posibilidad de que se le reubique en la oficina en la que trabajaba antes de incorporarse al equipo de los ofibuses.
Los equipos que formen parte de este servicio itinerante recibirán un plus anual de entre 3.490,8 euros y 4.050 euros
El servicio de ofimóvil podrá realizarse en horario general o singular. Los que se suban al primer caso percibirán durante los periodos de tiempo en que presten el servicio itinerante un plus por un importe de 3.490,8 euros anuales brutos que se prorrateará en 12 mensualidades. Los empleados que se decanten por el horario singular realizarán su jornada de manera dividida, es decir, se montarán en las furgonetas parte del año y con un máximo de 6 meses, y el resto del año estarán adscritos, en horario general, a una oficina. Este equipo recibirá un plus de 4.050 euros brutos anuales.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias