Santander apoya al grupo Citroën 

26 de agosto de 2021

Santander Consumer, se moviliza para que su alianza con Stellantis crezca. Esta unión se deriva del acuerdo con el grupo PSA que firmó en 2015 y que le permite dar crédito de stocks a los concesionarios de Peugeot, Citroën y DS, así como otorgar financiación a los compradores de los vehículos. 

Compartir en:

El siguiente paso ha sido contratar los servicios del bufete de abogados Uría Menéndez, para que analice las fórmulas que le permitan entrar en otras marcas del grupo, como Fiat y Opel.
La financiación de automóviles es uno de los baluartes de Santander Consumer. Su liderazgo llegó hace seis años, cuando se puso en marcha de manera definitiva el acuerdo firmado en 2014 con el grupo Peugeot (PSA). La firma se hizo con el control del 50% del negocio de financiación del grupo francés de automóviles en 11 países. Las marcas con las que trabaja son Peugeot, Citroën y DS.
Pero el banco aspira a más. Y la fusión de PSA con Fiat-Chrysler, anunciada a finales de 2019 y consumada el pasado enero, le abre las puertas de par en par a tratar de ensanchar su acuerdo. Uno de los bufetes de referencia de la entidad, Uría Menéndez, será el encargado de chequear las distintas opciones en este tema, según fuentes financieras. Tanto desde el despacho de abogados como desde el banco han declinado hacer comentarios sobre esta información.
Conseguir nuevo negocio en Stellantis distará de ser una tarea sencilla para Santander Consumer. No en vano, el sexto fabricante mundial de automóviles el año pasado –solo por detrás de Toyota, Volkswagen, la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, General Motors y Hyundai-Kia– compite con otras dos entidades.
En la parte italoestadounidense, Stellantis trabaja con Crédit Agricole. La joint venture de financiación para las marcas Fiat y Chrysler (FCA Bank) se creó junto a Crédit Agricole en 2013 por cinco años y se amplió posteriormente hasta finales de 2024, según el último informe anual de Stellantis. FCA Bank opera en Europa, incluyendo los cinco principales mercados: Italia, Francia, Alemania, España y el Reino Unido.

La renovación del acuerdo es automática, salvo que se especifique lo contrario. Siempre es posible que se decida finalizar el acuerdo de manera anticipada. Fuentes financieras señalan que estas alianzas suelen incluir cláusulas similares a las que se firman en bancaseguros. La financiación de la otra gran marca del grupo PSA, Opel, adquirida por la compañía gala en 2017, está bajo el control de BNP Paribas. Ese año, se creó Opel Financial Services, participada al 50% por PSA y por el banco de origen galo. Esta joint venture tiene actividad en 12 países europeos, cuenta con 1200 empleados y da servicio a l.800 concesionarios, más de 100 de ellos en España.
De cara a una eventual reordenación de los negocios de financiación de Stellantis, Santander Consumer Finance exhibe su músculo como líder del sector en financiación de automóviles y muestra la inmaculada hoja de servicio con PSA en estos seis años. La filial de financiación al consumo del banco que preside Ana Botín tiene presencia en 16 países europeos, Canadá y China. Cuenta con una plantilla de equipo de más de 15.000 personas y ofrece servicios a 18 millones de clientes y 130.000 puntos de venta.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias