ALMA V, cierra 2021 con una rentabilidad bruta del 3,5%

31 de enero de 2022

ALMA V, es un fondo de gestión alternativa, que centra sus inversiones en un sector muy concreto de la deuda corporativa: préstamos sindicados líquidos, “senior secured”, a empresas europeas de tamaño medio y grande, con calificación crediticia más allá de “grado de inversión” y que cuentan con diversos tipos de garantías.

Compartir en:

El fondo, tiene ya dos años de existencia desde su lanzamiento y ha tenido como promotor y primer inversor a Singular Bank, que aportó desde el inicio capital y la infraestructura necesaria para poner en marcha del fondo. En un entorno muy complejo para los activos de renta fija, con tipos de interés bajos e inflación al alza, el fondo ha obtenido una rentabilidad bruta del 3,5% en 2021, con una volatilidad de 0,6%. Estos buenos resultados han despertado el interés de los inversores, disparando el patrimonio del fondo desde los 26 millones de euros de su constitución hasta los 65 millones de euros con los que cuenta en la actualidad.
García Peral, gestor del fondo, resalta que “a pesar de tratarse de deuda con calificación crediticia más allá de “grado de inversión”, este tipo de préstamos son los primeros en la prelación de pagos y tienen unas tasas de recobro superiores a cualquier producto de crédito; esto, unido a un exhaustivo análisis de las compañías en las que invierte, es la mejor fórmula para proteger el principal de nuestros inversores y no tener impagos o quiebras”.

El fondo cuenta con valor liquidativo mensual y es accesible a partir de los 125.000 euros, características, ambas, que determinan la tipología de cliente que puede acceder al producto, requiriéndose experiencia y conocimientos financieros. Por su combinación de rentabilidad y volatilidad, supone una atractiva oferta tanto para las carteras de inversores institucionales tradicionales como para clientes profesionales de banca privada.
Este tipo de activos no se encuentra con frecuencia en las carteras de clientes inversores españoles; sin embargo, en Europa existe un saldo vivo a cierre de 2021 de más de 387.000 millones de euros en este tipo de deuda. La clave, según comenta el gestor del fondo, Omar García Peral, está en “tener acceso a este mercado y saber encontrar empresas europeas que tengan excelentes equipos de gestión, planes de negocio sólidos, flujos de caja consistentes, predecibles y estables y un alto nivel de capitalización”.

Según comenta , Marín, "invertir en la creación de este tipo de fondos "nicho", y contar con los mejores profesionales para su gestión, completa nuestra oferta independiente de más de 8.000 fondos.” Y añade, “estamos convencidos del éxito que esta iniciativa va a seguir teniendo entre los inversores del fondo, ALMA V, porque complementa muy bien las carteras de activos tradicionales y esperamos un crecimiento acelerado gracias al equipo gestor”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda