Gortazar: la banca debe contribuir a una transición mas justa

07 de junio de 2022

Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha destacado que el sector financiero desempeña un papel fundamental en el proceso de transición hacia una economía sostenible puesto que “como intermediario de grandes flujos de capital puede impulsar la inversión de impacto y contribuir a que la transición sea más justa e inclusiva”.

Compartir en:

Gortázar ha intervenido en el III Evento Anual de SpainNAB, el Consejo Asesor para la Inversión de Impacto en España, que se ha celebrado bajo el título “Camino al Impacto: Tiempo de actuar”. En la mesa de debate ‘Movilizando capital hacia el impacto’, el consejero delegado de CaixaBank ha conversado con Cliff Prior, CEO del GSG (Global Steering Group for Impact Investing), sobre el papel y la contribución del sector financiero y empresarial al crecimiento de la economía de impacto. En este marco, Gortázar ha defendido que, como banco líder en España en gestión de activos, CaixaBank puede ayudar a acercar la sostenibilidad al gran público: “Somos líderes en España, y es nuestra responsabilidad invertir este capital de manera responsable. En este sentido es clave no sólo cómo invertimos, sino también cómo nos financiamos y cómo interactuamos con nuestros clientes para que ellos también se unan a la inversión de impacto”. El directivo ha recordado que “el 35% de los fondos de inversión y el 47% de los fondos de pensiones están bajo los artículos 8 y 9 del Reglamento sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros (SFDR)” y ha defendido que hay que avanzar no sólo en el ámbito de la lucha contra el cambio climático, sino también en la inversión para el progreso social.

Por otro lado, en su análisis de los riesgos de la inversión de impacto, el consejero delegado de CaixaBank ha destacado la necesidad de avanzar en la estandarización y el control: “La transparencia en este ámbito es necesaria y urgente. Si queremos movernos en la dirección correcta, tenemos que poder medir el impacto de nuestra actividad y poder comparar para que haya un buen control por parte de los reguladores y del mercado. La opinión pública lo reclama”. En este sentido, Gortázar ha alertado sobre el greenwashing: “Tenemos que erradicar malas prácticas como el greenwashing porque socava todos los esfuerzos que se están llevando a cabo. Es cierto que las organizaciones van a necesitar tiempo para poner en marcha sus planes de inversión de impacto y que los efectos se verán a largo plazo, pero no hay excusa para el greenwashing”.

Durante el encuentro, el consejero delegado de CaixaBank ha elogiado el trabajo del GSG (Global Steering Group for Impact Investing) y ha destacado que “el G7 Impact taskforce, liderado por el GSG, apela a una acción urgente y coordinada a todos los actores relevantes del mercado como la única forma de conseguir alcanzar los objetivos de la Agenda 2030”.

Informe sobre la inversión de impacto en España

En el III Evento Anual de SpainNAB se han presentado las principales cifras del volumen de la inversión de impacto en España recogidas en el estudio “La inversión de impacto en España en 2021”, impulsado por SpainNAB y elaborado por el Esade Centre for Social Impact. El estudio incluye diferentes tipos de actores, entre los que destacan los fondos de capital privado de impacto (incluyendo capital riesgo y otros), las entidades de banca ética y social, y las fundaciones y otros actores como las plataformas de crowdfunding o los fondos de titularidad pública.
Bernal ha afirmado que en el estudio “hemos visto un movimiento del sector privado espectacular. Estamos todos alineados en un mismo compromiso de camino al impacto. Tan solo falta un actor imprescindible: necesitamos que se una el sector público para lograr la tracción de cara a la recuperación económica y social.”
Según el citado estudio, la inversión de impacto se consolida en España con un crecimiento global del 12%, liderada por el segmento de los fondos de capital privado, con un crecimiento de 33%, seguidos de la banca ética y social (10%) y las fundaciones (3%).

El trabajo que ha presentado SpainNAB pone de relieve que los fondos de impacto han sido clave en el crecimiento y reconocimiento de la inversión de impacto y han liderado prácticas como la medición del impacto y la utilización de dichas métricas para calcular los retornos financieros de los gestores del fondo. Estos fondos de capital privado de impacto suponen 436 millones de euros (el 18% del total) y, con la aparición de nuevos vehículos, sus activos bajo gestión han crecido un 33% respecto al año anterior. La banca ética y social, con 1.638 millones de euros (el 68% del total), sigue siendo el segmento con mayor volumen bajo gestión, aunque el crecimiento ha sido menor (de un 10%) al tratarse de un sector más maduro. Las fundaciones siguen desempeñando un rol destacado, con 230 millones de euros (el 10% del total).

De manera agregada, el tamaño de la inversión de impacto en España a diciembre de 2021 se consolida en torno a los 2.400 millones de euros, lo cual supone un 1% más con respecto a la cifra de 2020 (2.378 millones de euros) y un crecimiento del 12% (desde los 2.133 millones de euros) si se contabiliza directamente el aumento del capital gestionado por las organizaciones que han participado este año en el estudio. Según SpainNAB “estos números reflejan la buena salud del sector en nuestro país y su composición demuestra la diversidad de actores y de estrategias utilizadas”. El estudio muestra que el sector espera seguir creciendo a un ritmo significativo en 2022: el 46% de los vehículos de inversión esperan crecimientos superiores al 5% y destacan los fondos de capital privado, una quinta parte de los cuales confían en conseguir aumentar el capital gestionado en más del 50% respecto a 2021.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda