CECA presenta el quinto estudio de impacto económico, fiscal y social

14 de septiembre de 2022

Un año más, las entidades asociadas a CECA han hecho público su estudio de impacto económico, fiscal y social que ha elaborado KPMG España, basándose en una metodología internacional de medición.

Compartir en:

El estudio económico y social se realiza en base a una triple perspectiva: la actividad corporativa, el impacto generado en la economía española gracias al desarrollo de actividad, lo que incluye la retribución a empleados, el pago de impuestos y los gastos e inversiones realizadas; la dinamización económica derivada de la financiación concedida a empresas y hogares; y la contribución social en la innovación y prioridades sociales y ambientales. De todos ellos, se observan los impactos directos, indirectos e inducidos.

En 2021, un año marcado por la superación de la etapa más aguda de la pandemia de la COVID-19, el pulso de la recuperación económica y el fuerte repunte de la inflación a escala global, el impacto económico total de las entidades adheridas a CECA fue de 178.030 millones de euros, lo que equivale al 16% del PIB. Este impacto total es fruto de su actividad corporativa y de la dinamización económica impulsada por la financiación concedida. La actividad corporativa generada asciende a 18.235 millones de euros, lo que supone que por cada euro producido de la actividad corporativa del sector CECA se generan 1,89€. Por su parte, la dinamización a través de la financiación concedida alcanza los 159.795 millones de euros.

Las entidades asociadas a CECA son, con sus 65.897 empleados de manera agregada, el segundo empleador del país. El 99,6% de estos puestos de trabajo son de carácter fijo. Además, el sector se caracteriza por un fuerte compromiso con la igualdad de género, situándose su brecha salarial en el 10%, 1,9 puntos por debajo de la media española y 3,9 puntos por debajo de la europea.

Contribución fiscal del sector

La contribución fiscal total de las entidades adheridas a CECA ascendió a 5.246 millones de euros en 2021. Los impuestos soportados, es decir, aquellos que suponen un coste para las entidades y que afectan directamente a su cuenta de resultados, han ascendido en 2021 a 2.674 millones de euros, frente a los 2.619 millones de euros del ejercicio anterior, la cifra más alta de los últimos seis años.

Los impuestos recaudados, que son los tributos retenidos o repercutidos a terceros en el desarrollo de la actividad de las empresas, ascendieron a 2.572 millones de euros, experimentando un aumento significativo (7%) respecto a los 2.394 millones de euros registrados en 2020.

De esta forma, en 2021, el tipo impositivo total de las entidades adheridas a CECA ascendió al 48,76%. No obstante, si se tuvieran en cuenta las aportaciones que realizan las entidades del sector CECA al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGD), 649,8 millones de euros, al Fondo Único de Resolución (FUR), 247,39 millones de euros, y los 8,87 millones de euros aportados al Mecanismo Único de Supervisión (MUS), el tipo total de 2021 ascendería al 53,32%.

Comprometidos con las finanzas sostenibles, con una clara vocación social

En 2021, las entidades asociadas a CECA han duplicado las emisiones de bonos verdes, sociales y sostenibles, por un valor total 4.589 millones de euros. Además, la actividad de las entidades como colocadoras alcanzó un volumen de 16.198 millones de euros.

En lo que se refiere a inversión socialmente responsable, el sector CECA ha movilizado 54.427 millones de euros calificados como artículo 8 y 9 de la SFDR[1], lo que supone un 76% del total de esta inversión con esta categoría acorde a la aplicación de la nueva normativa europea.

La contribución que realizaron las entidades adheridas a CECA a través de su Obra Social ascendió en 2021 a 778 millones de euros, lo que permitió la realización de 51.750 actividades y llegar a 24,5 millones de beneficiarios.

CECA, como integrante del Pacto Mundial, y sus entidades asociadas contribuyen a promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Como muestra de ello, el 42,3% de la inversión en Obra Social del sector CECA ha ayudado a reforzar los ODS menos desarrollados en España (2, 8, 9, 10, 12, 13, 14, 15 y 17) alcanzando los 329 millones de euros. Así, las entidades que realizan Obra Social actúan como agente transformador de la sociedad a través de sus programas. Gracias a su capilaridad y capacidad de adaptación, la Obra Social es capaz de llegar a todos los territorios en los que estas entidades están presentes.

Cabe resaltar que, gracias a la Obra Social del sector CECA, se han destinado en 2021 más de 321 millones de euros a programas asistenciales, salud y bienestar, integración, comedores sociales y voluntariado, lo que ha permitido promover el desarrollo social y el crecimiento inclusivo y sostenible a través de iniciativas que mejoran el acceso a la educación y a la formación, el emprendimiento y el desarrollo de las economías locales, el bienestar de las comunidades y de los colectivos más vulnerables.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda