BdE: mantiene en 0% el colchón anticíclico

27 de diciembre de 2021

El Banco de España mantendrá en el 0% el colchón de capital anticíclico (CCA) que se aplica a las exposiciones crediticias en España durante el primer trimestre de 2022, al considerar que los indicadores no muestran vulnerabilidades "sistémicas" que requieran la activación de esta herramienta macroprudencial.

Compartir en:

En una nota publicada este lunes, la entidad explica que la recuperación económica iniciada en 2021 ha supuesto una corrección parcial a la baja de la "brecha de crédito-PIB", que es el indicador que se usa como referencia para establecer el porcentaje de capital anticíclico que deben dotar
los bancos en función de su exposición crediticia. De esta forma, el indice no estaría reflejando el crecimiento de vulnerabilidades sistémicas cíclicas, sino la combinación de caídas abruptas del PIB a consecuencia de la pandemia de la covid-19, y aumentos moderados del volumen del crédito concedido como resultado del amplio abanico de medidas públicas de apoyo implementadas.

El objetivo del colchón de capital anticíclico es reforzar la solvencia del sistema bancario en las fases de crecimiento excesivo del crédito, que es cuando habitualmente se produce una acumulación generalizada de riesgos. Gracias a este instrumento se suavizan las oscilaciones del ciclo crediticio mediante la acumulación de capital en épocas de bonanza para que luego las entidades de crédito puedan usarlo, a instancias de las autoridades, si se constata un deterioro de la situación macrofinanciera.

El Banco de España publicó la semana pasada una nueva Circular que amplía sus atribuciones para pedir a las entidades que doten reservas o colchones de capital sectoriales -relativos a determinados segmentos de crédito- para que puedan liberarlos en caso de riesgo sistémico o
si se producen nuevas crisis financieras o de otro tipo. Además de los colchones de capital, el Banco de España también podrá fijar límites a la concentración sectorial de las carteras crediticias, así como establecer condiciones sobre la concesión de préstamos, como por ejemplo, en el caso de una hipoteca, reducir el porcentaje concedido en función del valor de tasación del inmueble, lo que se conoce como "loan to value" (LTV).
Se trata de la Circular 5/2021, publicada el pasado jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que modifica una circular anterior, la 2/2016, y completa la adaptación del ordenamiento jurídico español a la normativa europea.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda