SUBASTA DEL TESORO: desaparece la financiación en negativo

16 de agosto de 2022

El Tesoro ha tenido que pagar por todas las emisiones de deuda, también en las letras a tres meses, la última referencia que todavía conseguía vender a tipo de interés negativo. En la subasta de letras a tres meses de hoy ha tenido que ofrecer una rentabilidad positiva, del 0,145%, frente al interés marginal del -0,198% de la subasta anterior de julio. Se trata de la primera vez que paga por emitir a tan corto plazo desde el año 2014.

Compartir en:

El alza de tipos de interés anunciada por el BCE en julio, de 50 puntos básicos, ha terminado por erradicar del todo la financiación en negativo del Tesoro. En la colocación de hoy, el Tesoro ha vendido letras a tres y nueve meses por 1.702,88 millones de euros, por debajo del máximo previsto en los 2.500 millones y a pesar de recibir una demanda conjunta en ambas emisiones por más de 6.000 millones de euros. En la subasta de letras a tres meses, la demanda ha superado a la oferta en 5,3 veces. El Tesoro ha vendido 365 millones de euros a ese plazo, al interés marginal más elevado desde 2014, por primera vez desde entonces en terreno positivo.

En la subasta de letras a 9 meses, el importe adjudicado ha sido de 1.337,86 millones de euros, a un interés marginal del 0,681%, superior al 0,484% de la emisión anterior, y después de recibir peticiones por 4.457 millones de euros.

Tras la colocación de hoy, el Tesoro no volverá a realizar subastas hasta el próximo 1 de septiembre, ya que quedó suspendida la emisión de deuda a largo plazo prevista en principio para el 18 de agosto, tal y como ha sucedido en años anteriores con las colocaciones de la segunda mitad de agosto. El primer día de septiembre el Tesoro volverá a emitir bonos y obligaciones.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda