Lagarde avisa de dificultades por la gran incertidumbre económica

30 de marzo de 2022

Lagarde, presidenta del BCE, ha avisado sobre la "fase difícil" en la que está entrando en Europa ante las consecuencias de la guerra en Ucrania. El impacto del conflicto es claro a corto plazo: más inflación y menor crecimiento. Pero la incertidumbre se agrava por "cómo de grandes serán los efectos y cuánto tiempo durarán".

Compartir en:

Durante un discurso en Chipre, la responsable de la política monetaria de la Eurozona ha reconocido que el impacto económico de la guerra provoca un "shock de oferta". Por un lado provoca más inflación a través de tres factores: precios de la energía, que se esperan que se mantengan altos durante más tiempo; alimentos, debido al papel exportador de Rusia y Bielorrusia; y cuellos de botella en las cadenas de suministros de ciertos sectores.
Al mismo tiempo, la guerra plantea riesgos significativos para el crecimiento. "Dado que la zona del euro es un importador neto de energía, el aumento de los precios de la energía significa una pérdida de poder adquisitivo para los consumidores aquí y una ganancia para nuestros socios importadores", ha explicado. Este efecto ya redujo la renta en un 1,2% del PIB en el cuarto trimestre de 2021, en comparación con el mismo trimestre de 2019 antes de la pandemia.
"Cuanto más dure la guerra, mayores serán probablemente los costes", ha añadido Lagarde. En ese sentido, cree que el aumento de la inflación y la desaceleración del crecimiento dependerán "de cómo evolucionen el conflicto y las sanciones". El BCE cuenta con diferentes escenarios para prever los resultados y, para ello, monitorea los datos y actualiza de manera continúa su análisis.
El euro se ha visto lastrado estas últimas semanas por el temor a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. No obstante, este miércoles, el euro repunta respecto al dólar y se sitúa en máximos desde hace un mes tras los avances en las negociaciones entre las delegaciones rusas y ucranianas. Está por ver si consolida estas ganancias ante el escepticismo sobre la actuación final de Vladimir Putin.

Pese al desafío del escenario actual, Lagarde apuesta por la "respuesta política adecuada" para mitigar las consecuencias. Así, durante el discurso titulado 'Encontrar resiliencia en tiempos de incertidumbre', se ha mostrado confiada en salir "fortalecidos": "Así fue después de la crisis de la deuda soberana y la pandemia, y todas las señales sugieren que la invasión rusa también será un punto de inflexión para Europa"

Compartir en:

Crónica económica te recomienda