S&P mejora la perspectiva de España de «negativa» a «estable»

20 de marzo de 2022

La agencia de calificación crediticia S&P ha revisado el rating del Reino de España, mantenido la calificación en A y mejorando la perspectiva de negativa a estable.

Compartir en:

La agencia destaca la puesta en marcha de políticas e inversiones que permitirán consolidar el crecimiento económico en los próximos años, compatibles con un proceso de consolidación de las cuentas públicas. En este sentido, S&P señala que las perspectivas de crecimiento de la economía española a largo plazo son sólidas, favorecidas por el alto nivel de inversión pública prevista por la ejecución del Plan de Recuperación, el ahorro acumulado de las familias y la recuperación del sector turístico.
También destaca la fortaleza mostrada por el mercado laboral, que ha superado ya en más de 300.000 personas la afiliación previa a la pandemia, y el sólido superávit exterior, pese al margen de recuperación que aún tiene el sector turístico.

En relación con el mercado de trabajo prevé que el paro se reduzca al 12,1% en 2022 y que siga cayendo durante todo el periodo de proyección, situándose en el 9,8% en 2025. S&P señala que la economía española también se verá afectada por la guerra de Ucrania debido, fundamentalmente, al incremento de los costes de la energía y al impacto de la crisis en las economías de los principales socios comerciales, lo que ha motivado que reduzca su previsión de crecimiento para 2022 al 6,1%. Asimismo, prevé que la inflación se sitúe en el 5,3% en 2022, reduciéndose por debajo del 2% en los tres años siguientes.

La agencia de calificación señala como riesgo la inflación y una potencial subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, si bien apunta que los costes de financiación de la deuda seguirán siendo inferiores al coste medio actual del conjunto de la deuda, lo que permitirá seguir reduciendo la carga de intereses y reforzar la sostenibilidad de la deuda pública. De esta forma, el déficit público mantendrá su senda descendente, situándose en el 5,5% en 2022 y bajando hasta el 3,8% en 2024.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias