Cos ve posible que el BCE limite el saldo de las cuentas en euro digital

16 de noviembre de 2021

El gobernador del Banco de España, Hernández de Cos, ha explicado que el proyecto del euro digital que estudia el Banco Central Europeo, que está en fase de investigación durante los dos próximos años, contará con canales de interlocución con los usuarios, tanto ciudadanos como comercios, para conocer sus necesidades y preferencias.

Compartir en:

Cos cree que la divisa digital podría además resultar un contrapeso para el avance de las stablecoins globales, que podrían transformar de forma abrupta la creación del dinero y del crédito en la economía. De la misma forma, ha explicado durante la convención anual de la Asociación de Mercados Financieros, una moneda digital soberana podría evitar que una eventual recomposición de la oferta de servicios financieros se produzca de forma desordenada y discriminatoria. El gobernador reconoce que el futuro euro digital, en caso de que llegue a ponerse en marcha, podría afectar a la intermediación financiera, al sustituir a los depósitos o a los medios de pago que provee actualmente el sector financiero, afectando de forma negativa a la estabilidad financiera. Sin embargo, cree que para evitarlo se podría optar por un modelo de distribución indirecto, en el que el euro digital llegue a los ciudadanos a través de intermediarios financieros supervisados. Además, aboga por, llegado el caso, establecer límites a los saldos en cuentas de euro digital y/o penalizar la remuneración de los mismos por encima de un cierto umbral para evitar poner en riesgo la estabilidad financiera.

Cos considera preciso además que el proyecto sobre el euro digital se integre dentro de un paquete de actuaciones de la Comisión Europea más amplio, en el que incluye los avances en la regulación de los criptoactivos (con la directiva MICA en proceso), se realicen iniciativas para reforzar la seguridad cibernética y se apueste por el diseño de un marco regulatorio para el desarrollo de la inteligencia artificial.
El pasado mes de julio el BCE dio luz verde a la fase de investigación del euro digital. Un periodo de dos años en el que se analizarán uno o varios prototipos de la divisa y su modelo de distribución con el objetivo de definir un "modelo de emisión, distribución y negociación para un euro digital que minimice su impacto sobre la estabilidad e integridad del sistema monetario y financiero"

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda