FT: Lagarde quiere controlar los beneficios de la banca

04 de julio de 2022

El Banco Central Europeo está estudiando fórmulas para limitar, una vez que comiencen a subir a finales de julio los tipos de interés, los miles de millones en beneficios extraordinarios para los bancos derivados del programa de préstamos ‘ultrabaratos’ lanzado por la institución, según ‘Financial Times’.

Compartir en:

Si bien los 2,2 billones de euros en préstamos subsidiados facilitados a la banca por el BCE durante la pandemia ayudaron a evitar una crisis crediticia, ahora que el banco central se apresta a subir los tipos de interés, las entidades podrían obtener ganancias adicionales de hasta 24.000 millones, según Morgan Stanley, gracias a ellos. El BCE anunció el pasado mes de junio que tiene la intención de elevar en 25 puntos básicos sus tres tipos de interés de referencia (depósito, préstamo y refinanciación) en su reunión del 21 de julio, e indicó que acometerá una subida incluso mayor en septiembre. Estas decisiones pueden devolver a terreno positivo la tasa de depósito por vez primera en más de una década, ya que desde 2014 se encuentra en negativo y desde 2012 en 0.

El Consejo de Gobierno del BCE quiere reducir el margen adicional que los bancos podrán obtener de estos préstamos subsidiados simplemente depositando el dinero en el banco central, lo que resultaría políticamente inaceptable en un contexto en el que se incrementan los costes de endeudamiento para hogares y empresas.

Una opción puede ser que el BCE cambie los términos de los préstamos para reducir la posibilidad de que los bancos hagan una devolución automática del dinero.

El BCE comenzó en 2019 a ofrecer préstamos a través de las operaciones de refinanciación a largo plazo específicas (TLTRO), disponibles al mismo nivel de la tasa de depósito del BCE de -0,5%, que posteriormente bajó al -1%, siempre que no redujeran sus carteras de préstamos.

Aunque el BCE devolvió la tasa TLTRO a su tasa de depósito del -0,5% el mes pasado, la tasa de los préstamos se calcula como un promedio durante sus tres años de vida.

Los bancos pueden devolver el dinero anticipadamente cada tres meses. El mes pasado se realizaron reembolsos anticipados por valor de 74.000 millones€, lo que refleja el mayor atractivo del plan a medida que suban los tipos de interés.

Morgan Stanley estimó que, dependiendo de la intensidad de la subida de los tipos, los bancos podrían obtener entre 4.000 millones y 24.000 millones de euros de beneficios adicionales depositando los préstamos baratos del BCE en el propio banco central hasta el final del plan en diciembre de 2024. Pero el BCE considera que la ganancia total disponible para los bancos era casi la mitad de la estimación máxima de Morgan Stanley, unos 12.000 millones.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda