Cajamar: 62,6 M€ de beneficio, un 163,6 % más

07 de febrero de 2022

La banca cooperativa Cajamar muestra la positiva evolución de su negocio y cuenta de resultados al cierre de 2021, un año marcado, en lo económico y social, por la evolución de la covid, en el que la importante generación de ingresos y la notable reducción del activo irregular le permiten continuar con el saneamiento del balance, incrementar coberturas y provisiones, y elevar la solvencia.

Compartir en:

En este escenario continúa mejorando la calidad de sus activos, destinando la mayor parte de los ingresos del negocio y de los resultados de operaciones financieras (ROF) a aumentar las coberturas y provisiones del activo irregular. Tras lo cual, el resultado consolidado antes de impuestos se eleva a 77,8 millones de euros y, después de la deducción de impuestos, el resultado consolidado neto asciende a 62,6 millones, un 163,6 % más que el obtenido en 2020. La gestión del activos improductivos contabiliza una disminución de 350 millones en los riesgos dudosos totales, que anotan un descenso del 21 % respecto al año anterior, lo que minora la tasa de morosidad en 1,2 puntos hasta situarla en el 3,6 %, por debajo del 4,3 % de la media sectorial. A su vez, tras destinar 474 millones de euros a la cobertura de activos financieros y no financieros, un 28,1 % más que en el ejercicio anterior, la tasa de cobertura de la morosidad se sitúa en el 71,3 % y anota una mejora significativa de 12,4 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, la reactivación de venta de activos adjudicados a particulares y la venta a Cerberus de una cartera inmobiliaria por valor neto contable de 217 millones de euros contribuyen a una disminución de 503 millones de los activos adjudicados netos, que descienden un 38,7 % respecto a 2020. Al tiempo que eleva la tasa de cobertura de activos adjudicados hasta el 61,7% y la tasa de cobertura del activo irregular hasta el 65,4 %, incluyendo en ambos casos las quitas producidas en el proceso de adjudicación.
La buena evolución del negocio posibilita que el margen bruto crezca un 30,3 %, hasta los 1.371 millones de euros, a lo que contribuyen el crecimiento del margen de intereses en un 10,1 % interanual, con los ingresos generados por la reactivación de la actividad financiera de empresas y familias; el ahorro de los gastos por intereses, y las ganancias por activos y pasivos financieros, con un incremento del 116,5 % respecto al año anterior. Como resultado de todo ello, la ratio de eficiencia se sitúa en el 43,4 %, tras registrar una mejora de 11,2 puntos porcentuales.

• Los recursos gestionados minoristas aumentan un 12 % hasta los 45.145 millones de euros, por el aumento de los depósitos a la vista en un 16,6 % y del patrimonio gestionado de los fondos de inversión en un 41,2 %.
• El crédito a la clientela sano minorista crece un 5,3 % hasta los 33.782 millones de euros, destacando la financiación concedida a empresas, sector agroalimentario y familias.
• La ratio de eficiencia mejora 11,2 puntos porcentuales y se sitúa en el 43,4 %, apoyada por el incremento de los ingresos.
• La calidad de los activos continúa mejorando por la buena gestión del activo irregular, reflejo de la disminución en 350 millones de los riesgos dudosos totales, que descienden un 21 % respecto al año pasado, lo que minora la tasa de morosidad en 1,2 puntos hasta situarla en el 3,6 %, por debajo de la media sectorial.
• Tras destinar 474 millones a la cobertura de activos financieros y no financieros, un 28,1 % más que en el año anterior, eleva 12,4 puntos porcentuales la tasa de cobertura de la morosidad hasta el 71,3 %.
• El coeficiente de solvencia mejora 0,2 puntos porcentuales y se sitúa en el 15,7 %, destacando el crecimiento interanual de los recursos propios computables en un 10,3 %, sustentados en la fortaleza de los fondos propios y la emisión de deuda subordinada realizada. Por su parte, la ratio CET 1 phased in del 13,3 %, y la fully loaded del 12,8 % cumplen holgadamente los requerimientos regulatorios.
• El resultado consolidado antes de impuestos se eleva a 77,8 millones de euros, y tras la deducción de impuestos el resultado consolidado neto asciende a 62,6 millones, un 163,6 % más que en 2020.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda