Santander beneficio atribuido de 5.849

27 de octubre de 2021

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 5.849 millones en los nueve primeros meses de 2021, frente a unas pérdidas de 9.048 millones en el mismo periodo del año anterior, cuando el banco realizó una actualización del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs) sin efecto en caja.

Compartir en:

Excluido el cargo neto por valor de 530millones de euros por costes de reestructuración realizado en el primer trimestre de 2021, el beneficio ordinario de los primeros nueve meses fue de 6.379 millones, un 87% más que en el mismo periodo del año anterior. Este es el mayor beneficio ordinario de Santander en los primeros nueve meses del año desde 2009. En el tercer trimestre estanco, el banco obtuvo un beneficio atribuido de 2.174 millones, un 25% más que en el mismo periodo del año anterior.

El crecimiento de los volúmenes de negocio (+4% en crédito, +6% en depósitos interanual) impulsaron estos buenos resultados. Santander tiene como prioridad apoyar a sus clientes, aumentar los ingresos y hacer una gestión eficaz del margen de intereses y de los costes.

Los resultados reflejan la importancia de la diversificación geográfica y de negocio de Santander. Sus tres regiones (Europa, Norteamérica y Sudamérica) contribuyeron de forma similar al beneficio del grupo. El beneficio ordinario de los primeros nueve meses casi se duplicó en Europa, hasta los 2.293 millones de euros (+98%), y fue más del doble en Norteamérica, hasta los 2.288 millones de euros (+122%), mientras que en Sudamérica aumentó el 31%, hasta los 2.471 millones de euros. Digital Consumer Bank también registró un fuerte crecimiento (+17%), hasta alcanzar los 935 millones.

 

El resultado antes de impuestos ordinario fue de 11.432 millones en los primeros nueve meses del año tras crecer un 74%, mientras que los impuestos sobre beneficios en el periodo fueron de 3.911 millones de euros, lo que representa un tipo fiscal efectivo del 34%.

El margen de intereses creció un 7% en los primeros nueve meses, debido principalmente a los mayores volúmenes de créditos y depósitos, y al menor coste de estos últimos. El crecimiento del margen de intereses sobresalió en el Reino Unido (+27%), Chile (+12%) y Brasil (+12%).

Los ingresos por comisiones ya superan a los que había antes de la pandemia (+8%) tras recuperarse desde los mínimos del segundo trimestre de 2020, gracias a una mayor oferta de productos de valor añadido. Los ingresos por comisiones de facturación de tarjetas y terminales punto de venta aumentaron el 25% y el 40%, respectivamente. Los negocios de gestión de activos y seguros, así como Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB), registraron también crecimientos de doble dígito.

Por todo ello, los ingresos totales aumentaron el 8%, hasta 34.626 millones de euros, lo que, junto con el control de costes, impulsó un aumento del beneficio antes de provisiones (margen neto) del 11%, hasta 18.848 millones de euros.

Los costes en términos reales (es decir, descontada la inflación) se redujeron el 1%, principalmente por el esfuerzo en la gestión realizada en Europa (-3% en términos reales). La ratio de eficiencia del banco ha mejorado hasta el 45,6%, 123 puntos básicos menos que el año anterior, lo que sitúa a Santander como una de las entidades globales más eficientes. El banco sigue aprovechando la fortaleza global del grupo para acelerar su transformación, mientras aumenta la productividad y la eficiencia.

El grupo ha dado apoyo significativo a sus clientes a lo largo de la pandemia mediante moratorias, créditos garantizados y otras medidas. A septiembre de 2021, el 99% de las moratorias habían expirado, con solo un 6% en fase 3 (es decir, dudoso). El saldo de moratorias ascendía a 1.300 millones de euros (fundamentalmente en España), de la que una parte mayoritaria expira el próximo trimestre, tras el vencimiento de un volumen significativo de operaciones en Portugal en el trimestre.Los recursos de clientes alcanzaron un nuevo récord (1,05 billones de euros, un 7% más). Los depósitos a la vista repuntaron un 10%, hasta 697.000 millones de euros, con aumentos en todos los países, y los fondos de inversión crecieron un 17%, hasta 185.000 millones de euros, impulsados por las entradas netas y la recuperación de los mercados.

El uso de servicios digitales siguió aumentando en el trimestre. Santander tiene ya 47 millones de clientes digitales (+13%) tras crecer en un millón adicional en el tercer trimestre estanco. El 54% de las ventas se produjeron a través de canales digitales durante los primeros nueve meses del año, frente al 44% del mismo periodo del año pasado. En el tercer trimestre, un 57% de las ventas fueron digitales.

 

En conjunto, el grupo ya da servicio a 152 millones de clientes en todo el mundo, más que cualquier otro banco en Europa o América.

El foco en la vinculación de clientes y la innovación digital ha contribuido a que Santander se sitúe entre las tres primeras entidades más recomendadas por los clientes en siete mercados, de acuerdo con clasificaciones de net promoter score (NPS), y a que mejore la eficiencia operativa.

Estos resultados dieron lugar a una rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE) del 11,8% (RoTE ordinario, 12,6%), por encima del coste de capital, y un beneficio por acción (BPA) ordinario de 34,4 céntimos de euro. El valor contable tangible (TNAV) por acción es ahora de 3,99 euros, tras crecer un 6,5% interanual (incluidos los dividendos).

El balance se ha mantenido sólido. La ratio de mora bajó cuatro puntos básicos respecto al trimestre anterior, hasta el 3,18%, y la ratio de cobertura se situó en el 74%. El coste del crédito (lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera) fue mejor de lo previsto, con una reducción de 37 puntos básicos respecto al año pasado, hasta el 0,90%, gracias a las menores dotaciones. En los primeros nueve meses del año, las dotaciones ascendieron a 5.973 millones de euros, un 34% menos, y el fondo total de provisiones acumuladas ascendió a 24.462 millones de euros.

La ratio CET1 fully loaded de Santander aumentó en 15 puntos básicos en el trimestre, hasta el 11,85%, en la parte alta de la banda objetivo de entre el 11% y el 12%. El banco generó 48 puntos básicos de capital orgánicamente en el último trimestre, lo que se vio contrarrestado por impactos de -33 puntos básicos por temas regulatorios y otros. La entidad ya ha contabilizado casi todos los impactos regulatorios previstos para el conjunto del año.

 

A finales del mes de julio, la Autoridad Bancaria Europea hizo públicos los resultados de las pruebas de estrés a las que se sometieron los principales bancos de la Unión Europea. Como conclusión, en el escenario adverso, Santander destruiría 240 puntos básicos de CET1 phased-in en comparación con los casi 480 puntos básicos de sus competidores y los casi 500 puntos básicos de promedio del sistema bancario europeo. Adicionalmente, en este escenario adverso, las proyecciones acumuladas de los resultados de Santander arrojarían un beneficio de casi 1.000 millones de euros, lo que le convierte en el único banco entre los comparables que ofrece resultado positivo en este escenario.

Respecto a la remuneración al accionista, y tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de levantar la recomendación de restringirla, vigente hasta el 30 de septiembre de 2021, el consejo de administración aprobó el pasado septiembre la política de remuneración que aplicará a los resultados de 2021 y que tiene por objetivo lo siguiente:

• Remuneración total del 40% del beneficio ordinario del grupo.

• Distribución a partes iguales entre dividendo en efectivo y recompra de acciones.

• Dos ciclos de abono: distribución a cuenta alrededor de noviembre y, sujeto a las autorizaciones internas y regulatorias pertinentes, pago final alrededor de mayo de 2022.Dentro de esta política, el consejo ha acordado una retribución a cuenta de los resultados de 2021 por un valor total de unos 1.700 millones de euros, equivalente al 40% del beneficio ordinario del primer semestre de 2021 y que se dividirá en dos partes:

• Un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción, que será abonado a partir del próximo 2 de noviembre.

• Un programa de recompra que tendrá un importe máximo de 841 millones de euros, equivalente al 20% del beneficio ordinario del grupo en el primer semestre de 2021, que ya fue aprobado por el BCE y que comenzó el 6 de octubre de 2021.

Santander está comprometido con la transición hacia una economía verde y anunció recientemente su ambición de alcanzar las cero emisiones netas en 2050, así como a alinear su cartera de generación energética al Acuerdo de Paris en 2030. El banco ha sido el mayor financiador del mundo en proyectos de energía renovables durante varios años, de acuerdo con Dealogic, y en los primeros nueve meses del año financió o facilitó la movilización de 17.427 millones de euros de financiación verde, hasta un total de 51.198 millones desde 2019, lo que supone avanzar en el compromiso que tiene el banco de alcanzar los 120.000 millones en 2025.

Botin: la prioridad sigue siendo el cliente

“Una vez más, todas las regiones y todos los negocios muestran buen crecimiento de los ingresos. Estados Unidos y Reino Unido sobresalen este trimestre, lo que demuestra el éxito de nuestra estrategia en estos mercados.

La prioridad para todos nuestros equipos es el servicio al cliente, lo que nos ha permitido crecer en más de un millón de nuevos clientes en el último trimestre, al tiempo que los créditos y depósitos crecen un 4% y un 6% interanual, respectivamente.

La inversión en transformación digital es fundamental para conseguir un crecimiento rentable y eficiente. Así se refleja en nuestra ratio de eficiencia, que se mantiene como una de las mejores entre nuestros competidores, en el 45,6%.

Vamos por buen camino para superar significativamente nuestros objetivos de rentabilidad para 2021, al tiempo que mantenemos una ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ en la parte alta de nuestro rango objetivo del 11-12%. Todo ello nos permite ofrecer una remuneración atractiva a nuestros accionistas y seguir invirtiendo en el crecimiento futuro.

Confiamos en alcanzar nuestro objetivo de rentabilidad a medio plazo del 13-15% gracias a los avances conseguidos, una mejora de las previsiones macroeconómicas y la gran capacidad de ejecución de nuestros equipos en todas las regiones y todos los negocios. Es un orgullo que Santander esté nuevamente entre las 25 mejores ‘empresas para trabajar’ (‘great places to work’) del mundo, y ver cada día nuestro apoyo a las energías renovables y a la inclusión financiera."

 

• Los ingresos de los nueve primeros meses de 2021 ascendieron a 34.626 millones de euros, un 8% más que en el mismo periodo del año anterior en euros constantes (sin el impacto de los tipos de cambio), gracias al crecimiento de los volúmenes y a la actividad de clientes en todas las regiones y en todos los negocios. Además, el 94% de esos ingresos proviene del margen de intereses y de los ingresos por comisiones.

• El margen neto creció un 11% interanual en euros constantes, hasta los 18.848 millones de euros, impulsado por un aumento de los créditos (+4%) y los depósitos (+6%).

• Los impuestos sobre beneficios en los primeros nueve meses del año fueron de 3.911 millones de euros, lo que representa un tipo fiscal efectivo del 34%.

• Las regiones de Europa y Norteamérica duplicaron su beneficio ordinario, un 98% y un 122%, respectivamente, mientras que en Sudamérica creció un 31% en euros constantes. El beneficio ordinario de Santander CIB y Wealth Management & Insurance subió un 26% y un 24%, respectivamente.

• El número total de clientes aumentó hasta 152 millones, mientras que el 54% de las ventas en todo el grupo ya se hicieron a través de canales digitales, frente al 44% del mismo periodo del año anterior.

• El crecimiento en uso de servicios digitales ha contribuido a mejorar la eficiencia y la satisfacción del cliente. La ratio de eficiencia es del 45,6%, una de las mejores del sector, y Santander está entre los bancos más recomendados en siete de los principales mercados del grupo, de acuerdo con clasificaciones de net promoter score (NPS).

• Las dotaciones caen un 34% en euros constantes. El coste del crédito siguió mejorando y ya se sitúa en el 0,9%.

• Estos resultados dieron lugar a una rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE) del 11,8% (RoTE ordinario, 12,6%), por encima del coste de capital, y a un valor contable tangible (TNAV) por acción de 3,99 euros, tras crecer un 6,5% interanual, incluidos los dividendos.

• La ratio de capital CET1 fully loaded se situó en el 11,85% tras aumentar en 15 puntos básicos en el tercer trimestre y se mantiene en la parte alta del rango objetivo del 11-12%, tras haber contabilizado ya casi todos los impactos regulatorios previstos para el conjunto del año.

• Santander anunció en septiembre su decisión de fijar una retribución a cuenta de los resultados de este año de aproximadamente 1.700 millones de euros con un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción y una recompra de acciones por valor de 841 millones de euros. En el primer trimestre de 2022, la entidad anunciará una retribución adicional con cargo a los beneficios de 2021.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción