CRISIS UCRANIA / RUSIA

El BCE pide a la banca información sobre su exposición a Rusia

23 de febrero de 2022

El Banco Central Europeo está pidiendo a las entidades financieras que operan en Rusia que informen sobre los riesgos a los que se enfrentan en una serie de escenarios diplomáticos y militares relacionados con las tensiones de Moscú con Occidente sobre Ucrania, según fuentes próximas a la institución.

Compartir en:

El BCE, con sede en Fráncfort, está trabajando con los bancos para evaluar los riesgos para su liquidez, sus carteras de préstamos, sus posiciones comerciales y de divisas, así como su capacidad para mantener las operaciones en funcionamiento. El regulador, en contacto diario en algunos casos, quiere que los prestamistas evalúen escenarios que incluyen sanciones económicas severas, así como las consecuencias reales de una invasión.
Las tensiones se han disparado en medio de la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania y luego que el presidente Vladimir Putin reconociera como independientes a dos repúblicas separatistas autoproclamadas en el este del país. Advirtiendo de una inminente invasión, las naciones occidentales han promulgado una primera ola de sanciones y han amenazado con más penalizaciones económicas, lo que hace prever graves trastornos para las instituciones financieras. Moscú niega los planes de una invasión.

El BCE está vigilando la situación y está en estrecho contacto con los bancos, así como con los reguladores nacionales, sobre los posibles riesgos que pueden surgir de una escalada del conflicto, según un portavoz. Aunque los bancos de la eurozona difieren en el grado de exposición a Rusia, en general parece contenida. Si bien varios bancos internacionales han reducido sus operaciones en Rusia en los últimos años, Société Générale, UniCredit y Raiffeisen Bank International siguen estando entre los mayores bancos europeos del país, según datos de la Autoridad Bancaria Europea.
El BCE y los bancos todavía están analizando el efecto de las sanciones que se están aplicando, dijeron las fuentes citadas. El banco central ya había identificado a las entidades más expuestas a Rusia y Ucrania y está estudiando las posibles fuentes de riesgo, agregaron.

Los bancos siguen planificando su respuesta en caso de que las sanciones se impongan a una gama más amplia de empresas e instituciones financieras rusas, así como a grandes golpes a la economía y la moneda del país, dijeron las personas. Esto podría traducirse en pérdidas en los préstamos a empresas y particulares afectados por la agitación resultante o en un impacto a las acciones y los bonos que negocian los bancos, puntualizó una de las personas. A principios de este mes, el banco austriaco Raiffeisen informó que había provisionado 25 millones de euros por el riesgo geopolítico en Ucrania y 21 millones de euros por las sanciones en Rusia

Compartir en:

Crónica económica te recomienda