La banca ha cerrado un 10,8% de sus oficinas en un año

02 de enero de 2022

El número de oficinas bancarias en España se situó a cierre de septiembre de 2021 en 20.421, lo que supone una reducción del 10,86% con respecto a las registradas a finales de septiembre de 2020, según la última actualización del Banco de España.

Compartir en:

Esta caída se traduce en el cierre de 2.488 oficinas en un año, mientras que se si compara con los datos a cierre del pasado mes de junio, el descenso fue del 2,35% (493 sucursales). Esta cifra de 20.421 oficinas es la más baja registrada desde junio de 1977, cuando había en España 20.387 sucursales bancarias. Además, supone un descenso del 55,72% con respecto al máximo histórico de 46.118 sucursales abiertas en septiembre de 2008. Este recorte de oficinas se enmarca en el proceso de reestructuración que está llevando a cabo la banca y que incluye tanto un recorte en el número de sucursales como de empleos con el objetivo de ganar en eficiencia y recortar costes en un entorno complejo para el sector, con tipos de interés bajos de forma persistente y la entrada de nuevos competidores.

Este entorno está llevando a la banca a transformar su estructura y modelo de negocio a fin de adquirir agilidad y digitalizarse para adaptarse, asimismo, a las nuevas necesidades de los clientes, que cada vez demandan más los canales digitales. De esta forma, Santander contaba a finales de septiembre con 975 oficinas, un 33,36% menos que en el mismo mes de 2020, después de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado para 2.395 trabajadores y que supuso el cierre de 999 sucursales.
En BBVA se acordó aplicar un ERE para 2.935 personas y que incluía el cierre de 480 oficinas, mientras que CaixaBank pactó un ERE para 6.452 empleados con un plan de cerrar 1.534 oficinas tras la fusión con Bankia. Por su parte, Banco Sabadell firmó en octubre un ERE que supondrá la salida de 1.605 empleados de la entidad y un plan para cerrar 320 oficinas y la conversión de 176 en cajas avanzadas. Bankinter es la única entidad que no ha aplicado ningún proceso de reestructuración.

El Banco de España también recoge el cierre de oficinas por comunidades autónomas: Castilla y León fue la que registró una mayor caída en comparación con los datos de septiembre de 2020, al experimentar un descenso del 16,02%. Le sigue Cataluña, donde el número de oficinas bajó un 15,53%, seguida de Galicia (-14,70%) y Canarias (-14,16%).

Precisamente, un artículo del Banco de España sobre la red de oficinas y cajeros en el país alertaba de que 1,2 millones de españoles no contaban a finales de 2020 con un punto tradicional de acceso a efectivo en su municipio, siendo Castilla y León la Comunidad con una cobertura menos amplia.

En este sentido, destacaba que Zamora (27,8% de la población sin acceso sobre el total de población de la provincia), Ávila (21%), Segovia (19,9%), Salamanca (18,7%) y Palencia (18,2%) eran las provincias que presentan menores ratios de población con un punto tradicional de acceso al efectivo en un radio de cinco kilómetros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda