El BCE requiere mantener un capital ligeramente más elevado

10 de febrero de 2022

El Banco Central Europeo (BCE) requiere a los bancos que supervisa directamente, los mayores de la zona del euro, que mantengan un nivel de capital ligeramente más elevado en 2022. El BCE ha publicado este jueves los resultados de su proceso de revisión y evaluación supervisora de 2021.

Compartir en:

Los resultados muestran que "las entidades de crédito tienen posiciones de capital y de liquidez sólidas, con puntuaciones, por lo general, estables", según la entidad. De los españoles figuran Abanca, Bankinter, CaixaBank e Ibercaja y algo menos al Sabadell tras haber evaluado sus riesgos.La mayoría de los bancos opera con niveles de capital superiores a los establecidos en los requisitos y las directrices de capital. En promedio, los bancos mantuvieron posiciones de capital y de liquidez sólidas durante la pandemia. Las puntuaciones de las entidades se mantienen, en general, estables. Así el BCE exige ahora a Abanca Corporación Bancaria un capital del Pilar 2 del 2% en 2022 (1,75% en 2021); a Bankinter del 1,29 % (1,20%); a CaixaBank del 1,65% (1,50%) y a Ibercaja del 2,15 % (2%). Al Banco de Sabadell le exige un capital del Pilar 2 del 2,15 % en 2022 (2,25% en 2021).

Los requisitos totales de capital han aumentado ligeramente, situándose en el 15,1% de los activos ponderados por riesgo en 2022, desde el 14,9% en 2021. Los requisitos totales de capital de nivel 1 ordinario (Common Equity Tier 1, CET1) se han incrementado hasta el 10,6 % de los activos ponderados por riesgo, desde el 10,5%
"En general, estamos satisfechos con la forma en que las entidades de crédito han operado hasta ahora durante la pandemia. Han contribuido a la resiliencia de la economía de la zona del euro y han seguido concediendo crédito a los hogares y a las empresas", manifestó el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Enria.

No obstante, añadió Enria, "el impacto de la pandemia en la economía aún no ha finalizado" y por ello los bancos deben prestar atención a las consecuencias para su balance y reforzar su control de riesgos y de gobernanza. El BCE advierte de que "sigue existiendo incertidumbre respecto a la trayectoria y la evolución futuras de la pandemia, y los problemas en las cadenas de suministro están lastrando el comercio y la actividad económica en general". Asimismo, alerta a los bancos de la posibilidad de ciberataques, de los riesgos climáticos, las presiones sobre la rentabilidad y posibles consecuencias perjudiciales de la salida de los bajos tipos de interés.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda