Santander estudia incrementar provisiones por la guerra

30 de marzo de 2022

Santander cree que la invasión de Rusia en Ucrania y las sanciones impuestas por parte de los países occidentales podrían requerir de incrementos de las provisiones para insolvencias del grupo bancario y una reducción en su capacidad de generar ingresos y resultados, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Compartir en:

En el Documento de Registro Universal que la entidad presidida por Ana Botín ha remitido este martes a la CNMV, Santander ha avisado que el conflicto está “exacerbando” los problemas en la cadena de suministro, propiciando la volatilidad en los mercados bursátiles y, en última instancia, podría “provocar una desaceleración significativa en la economía global y afectar negativamente la capacidad de pago de algunos clientes del grupo”.

Si bien el banco ha alertado que el impacto del conflicto “depende de una serie de factores que están fuera de su control”, también ha afirmado que no tiene presencia en Rusia ni en Ucrania y que su exposición directa a ambos mercados “no es material”.
A finales de 2021, Santander tenía un fondo para insolvencias de 23.698 millones de euros, un 4% menos que en 2020, que representaba una cobertura total de activos deteriorados del 71%, cinco puntos porcentuales menos que el año anterior.
Sin embargo, el conflicto en el este de Europa no es lo único que ha resaltado Santander en el informe, pues cita los efectos de la pandemia de Covid o el ‘Brexit’ como otros de los riesgos que pueden afectar a la capacidad de generar ingresos y resultados.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda