Algo sucede en Unicaja: los consejeros huyen

08 de marzo de 2022

Conthe, Bolado y González Cid han dejado en poco tiempo el consejo de Unicaja en el último mes. El expresidente de la CNMV fue el primero, el pasado 15 de febrero. Su salida permitió la incorporación a este organismo de la familia Domínguez, propietaria de la empresa textil Mayoral, que con el 8% del capital de Unicaja reclamaba un puesto como consejero dominical.

Compartir en:

Pero el goteo ha continuado, con Ana Bolado, el pasado 22 de febrero, y ahora con Manuel González Cid, exdirector financiero de BBVA, actual hombre fuerte del fondo estadounidense Cerberus y, hasta el momento, consejero coordinador en Unicaja. Fuentes conocedoras de la situación desligan su salida del máximo órgano de control del banco de la ruptura de este con el servicer Haya Real Estate, propiedad de Cerberus, y señalan que tiene más que ver con la situación de gobierno corporativo de la entidad.


Con la renuncia de Conthe, Bolado y González Cid, el consejo de administración de Unicaja cuenta de manera transitoria con tres consejeros independientes ( Arjonilla López, Delclaux Bravo y Garaña Corces), aunque su número se elevará una vez comience el proceso de nombramiento de dos vacantes de independientes. El consejo de administración del banco ha acordado una reconfiguración transitoria de sus comisiones de apoyo, hasta que el consejo se renueve parcialmente por acuerdo de la próxima junta general de accionistas. Deben renovarse siete consejeros, entre ellos, el del presidente ejecutivo, Azuaga.
La idea inicial, era renovar a Azuaga, hasta julio de 2023, fecha en la que debe dejar sus funciones ejecutivas. Sería entonces cuando previsiblemente abandonaría también su puesto de consejero, y entraría un nuevo consejero independiente, con lo que el cupo de independientes se situaría en el 40% nuevamente, un porcentaje que el BCE y el Banco de España lo encuentran recomendable, aunque el mínimo sea el 33%.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda