El crédito a empresas y familias se eleva a pesar de Ómicron

03 de enero de 2022

Las entidades financieras concedieron créditos por importe de 945.755 millones de euros a las empresas que operan en España hasta finales de noviembre, el 2,3% más que un año antes, en tanto que la financiación a los hogares apenas creció un 0,9% interanual y se situó en 708.202 millones.

Compartir en:

Esto significa que el crédito a empresas aumentó en 18.459 millones de euros en esos doce meses, y el concedido a las unidades familiares se elevó en 3.283 millones, según las cifras provisionales que este lunes ha publicado el Banco de España. En cuanto a la evolución mensual, en comparación con el mes de agosto, los préstamos a empresas aumentaron 4.661 millones, y en el caso de las familias, el crédito pasó de 699.383 a 708.202 millones. Esta evolución se produjo después de que las hipotecas crecieran hasta 514.677 millones desde los 513.057 de octubre, al igual que el crédito destinado a consumo, que alcanzó 95.885 millones de euros desde los 94.108 concedidos el mes anterior. También creció la cartera crediticia destinada a "otros fines", hasta 94.869 millones desde los 89.466 de octubre.

Pérdida de dinamismo en las familias

Sin embargo, el BdE constataba a finales de año una "pérdida de dinamismo" de la demanda de crédito durante los últimos meses, a pesar de que las condiciones de financiación de las empresas y de los hogares españoles han continuado siendo "muy favorables". En este contexto, apuntaba en un documento sobre la evolución reciente del crédito bancario que el flujo de nueva financiación captada por estos dos sectores institucionales y el saldo vivo de su deuda se han desacelerado en el tercer trimestre. De hecho, señalaba que el volumen de préstamos concedido por las entidades de depósito al sector privado residente ha descendido ligeramente entre junio y septiembre de 2021, sin que se hayan observado cambios significativos en la calidad crediticia en este trimestre. De acuerdo con la Encuesta sobre Préstamos Bancarios (EPB), los criterios de aprobación de préstamos habrían mostrado cambios leves durante el tercer trimestre de 2021. Concretamente, en los créditos a los hogares se habrían endurecido ligeramente, como resultado de una menor tolerancia al riesgo por parte de los prestamistas.

Las empresas aguantan

En cambio, en el caso de la financiación bancaria concedida a las empresas, habrían permanecido inalterados para las pymes, mientras que se habrían relajado levemente para las grandes empresas, debido a los menores riesgos percibidos por las entidades financieras por la mejora de las expectativas sobre la actividad económica en general y de las perspectivas de ciertos sectores o compañías. De cara al trimestre final del año, las entidades anticiparon que los criterios de aprobación de préstamos permanecerán sin cambios en todos los segmentos de crédito.
Asimismo, comentó que los sectores de actividad empresarial más afectados por la crisis sanitaria no han mostrado cambios destacables en el tercer trimestre de 2021 en términos de volumen y calidad de crédito, si bien siguen presentando los mayores crecimientos acumulados de deuda bancaria y créditos dudosos y en vigilancia especial desde el inicio de la pandemia.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda