Los fondos cierran el año como producto estrella

01 de mayo de 2022

Aunque los fondos de inversión centraron el apetito inversor de los hogares en 2021, los depósitos se mantuvieron como el producto estrella en el que canalizar el ahorro, acumulando más del 38% del dinero. De hecho, a cierre del año pasado, consiguieron seguir incrementando su saldo hasta situarse por encima del billón de euros.

Compartir en:

En concreto, los depósitos acumularon 1.035.227 millones de euros, un 4,5% más, y quedándose con el 38,4% del total del ahorro financiero de las familias, según se desprende del informe correspondiente al último trimestre del año 2021 sobre el Ahorro Financiero de las Familias Españolas, elaborado por Inverco en base a los datos publicados por el Banco de España.

En general, el ahorro financiero de las familias españolas se situó en 2,69 billones de euros a finales de diciembre de 2021. De esta manera en el último trimestre del año, los hogares españoles incrementaron en un 2,7% su saldo en activos financieros.
En términos acumulados de 2021, el ahorro financiero bruto de las familias experimentó un incremento anual de 176.000 millones de euros, un 7% más que el diciembre 2020.
Algo más del 45% del incremento del saldo de activos registrados en el año tuvo su origen en las nuevas adquisiciones de activos financieros realizadas por las familias españolas, mientras que el 55% restante se debió a la revalorización de las carteras por efecto mercado.
Por instrumentos, los fondos de inversión centraron de nuevo el apetito inversor de los hogares en 2021. Más de 36.000 millones de euros de un total de 80.090 millones de nuevos flujos correspondieron a suscripciones netas en fondos de inversión.
Solo las entradas a depósitos/cuentas de ahorro superan esa cifra, permitiendo a los depósitos seguir incrementando su saldo por encima del billón de euros. En cualquier caso, las IIC experimentan en 2021 un incremento del 16,5%, representando ya más del 15,2% del ahorro total de las familias españolas.

El incremento experimentado por el PIB doméstico hasta diciembre provocó que la ratio activos/PIB disminuyera ligeramente respecto al año 2020. No obstante se mantuvo en torno al 223% del PIB.
Los pasivos financieros de las familias vuelven a mostrar un ligero incremento del 1,4% en términos interanuales. A pesar de esto, la riqueza financiera neta de los hogares experimentó en diciembre un incremento del 9,5%, situándose en 1,94 billones de euros, marcando un nuevo máximo histórico.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda