FMI: hay que tomar decisiones difíciles

15 de junio de 2015

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Blanchard, ha afirmado que para que Grecia y sus acreedores lleguen a un acuerdo "creíble" es necesario que ambas partes adopten decisiones y compromisos "difíciles".

Compartir en:


En una entrada en el blog del FMI, Blanchard, que abandonará su cargo el próximo 30 de septiembre, destaca que una reducción de los objetivos de superávit primario llevará a un ajuste fiscal y económico menos doloroso para Grecia, pero exigirá también más financiación externa y alivio de la deuda por parte de sus acreedores.

En este sentido, acepta que existe un "límite" en lo que Grecia puede hacer, pero también hay un límite en cuanto a financiación y alivio de la deuda que están dispuestos a aceptar los acreedores. Por ello, incide en que para que un acuerdo en este sentido sea "eficaz y creíble" es necesario que cumpla dos condiciones, una por parte de Grecia y otra por parte de sus acreedores. Por un lado, subraya que el Gobierno heleno debe ofrecer unas medidas "verdaderamente creíbles" para alcanzar un menor objetivo de superávit primario y debe mostrar su compromiso con un conjunto de reformas más limitado. "Creemos que incluso un nuevo objetivo más bajo --de superávit primario-- no será creíble sin una amplia reforma del IVA, que afecte a una amplia base, y sin un mayor ajuste de las pensiones", remarca.

Asimismo, justifica la insistencia en recortes en las pensiones en que estas, junto con los salarios, representan un 75% del gasto primario, "y el otro 25% ya ha sido recortado hasta el hueso". "Creemos que una reducción de las pensiones del 1% del PIB es necesaria y puede hacerse protegiendo a los pensionistas más pobres". A este respecto, agrega que las instituciones están abiertas a formas alternativas para diseñar las reformas del IVA y de las pensiones, aunque advierte de que estas alternativas tienen que sumar y lograr el ajuste fiscal necesario.
Por otro lado, Blanchard cree que los acreedores europeos deben comprometer "significativa financiación adicional" y un alivio suficiente de la deuda para mantener su sostenibilidad.

"Creemos que, con la actual propuesta, el alivio de la deuda puede lograrse a través de una reprogramación que alargue los pagos de la deuda a un intereses bajos. Un mayor descenso del objetivo de superávit primario, ahora o más tarde, exigirá probablemente quitas", añade.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias