Nutrición: somos lo que comemos

07 de marzo de 2022

Son muchos los consumidores que demandan cada vez más alinear sus hábitos de consumo con factores como la salud y la sostenibilidad.

Compartir en:

Esto tiene múltiples implicaciones:

- Concienciación con los problemas de nutrición. La “doble carga de la malnutrición” se refiere al aumento del hambre y la obesidad, aspectos que incrementan los gastos nacionales de atención médica. Los consumidores y gobiernos demandan cada vez más alimentos sostenibles y sanos (menos azúcar, grasas saturadas…); de este cambio de mentalidad pueden sacar partido algunas empresas enfocadas en el desarrollo de productos alimentarios de alta calidad (uso de mejores ingredientes, controles de calidad…).  

- Hay una cultura emergente de “comida a la carta”, como podemos ver el incremento de peticiones de kits de comida a domicilio.

- El crecimiento de la población mundial, y también de la clase media, implica el acceso de más personas a una alimentación de mayor calidad. Se estima que de aquí a 2030 la demanda de alimentos podría aumentar un 60%, mientras que los recursos naturales son finitos. Según International Food Policy Research Institute, es posible aumentar los rendimientos de los cultivos 67% hasta 2050, reducir emisiones de CO2 un 50% y de fertilizantes y pesticidas un 20%.  Y, en esta línea, hay compañías que buscan implementar soluciones para paliar estos problemas (equipos agrícolas con GPS, sensores remotos y análisis de datos, soluciones de granja vertical en interiores…).


Podemos invertir en esta megatendencia a través de acciones (Nutrien, Viscofan, Danone…), ETFs (como Rize Sustainable Future of Food UCITS ETF A USD -IE00BLRPQH31) o a través de fondos de inversión.


Pictet NutritionInvierte principalmente en renta variable de empresas internacionales que operan en sectores relacionados con la nutrición, especialmente los dedicados a mejorar la calidad, accesibilidad y sostenibilidad de la producción de alimentos. El gestor combina el análisis del mercado y el análisis fundamental de empresas, para seleccionar valores que a su juicio ofrecen perspectivas de crecimiento favorables a un precio razonable. Tiene libertad para desviarse de la composición del índice de referencia.
BGF Nutrition FundInvierte a escala mundial al menos el 70 % de sus activos totales en valores de renta variable de empresas cuya actividad forme parte de sectores como la cadena de valor de la alimentación y la agricultura. Selecciona empresas que buscan activamente soluciones a los problemas de sostenibilidad globales dentro del ámbito de la nutrición a través de tendencias en materia de nutrición sostenible. El Fondo busca los «mejores valores de su clase» a la hora de realizar una inversión sostenible. Esto significa que el Fondo selecciona a los mejores emisores (desde una perspectiva ESG) para cada sector de actividad relevante (sin excluir ningún sector de actividad). Más del 90 % de los emisores de valores en los que invierte el Fondo tienen una clasificación ESG o sus criterios ESG se han analizado. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Victoria Torre Directora de Oferta Digital de Singular Bank