DB: el naufragio podría estar cerca

13 de enero de 2022

Folkerts-Landau, economista jefe de Deutsche Bank, quien señaló en su día, al Banco Central Europeo como el mayor riesgo para la Eurozona en repetidas ocasiones cree que la economía y los mercados corren un serio riesgo de naufragar con la inflación de nuevo como desencadenante.

Compartir en:

"Amenazantes nubes de tormenta se están reuniendo alrededor de nuestra perspectiva para los próximos dos años. La inflación está alcanzando un 6% o más en Europa y EEUU, mientras que los bancos centrales continúan con la flexibilización cuantitativa. Una cepa nueva y más infecciosa de covid se está propagando rápidamente... mientras que las cadenas de suministro siguen obstruidas con tiempos de entrega y costes de transporte cercanos a máximos históricos. Se avecinan posibles turbulencias políticas impulsadas por populistas, tempestades climáticas y tormentas geopolíticas", asegura este experto en un documento para clientes.

"Las probabilidades de un naufragio han aumentado dramáticamente a medida que trazamos un rumbo a través de aguas peligrosas. Calcular cuándo va a llegar una recesión es muy difícil hasta que se nos echa encima. Por ahora, todavía se puede ver un camino hacia un puerto seguro, con un aterrizaje relativamente suave, aunque con algunas suposiciones favorables y un mínimo de buena suerte. Varios factores juegan a nuestro favor", asegura el economista alemán.

Este experto ve signos positivos como el de la variante ómicron que está demostrando ser menos virulenta que las variantes anteriores a la par que las vacunas se desarrollan mucho más rápido.

Por otro lado, los factores que impulsaron la inflación, incluidos los fuertes aumentos en los precios de la energía y la subida de impuestos indirectos han cesado o se están revirtiendo al menos parcialmente.

Por suerte para Landau, parece que este será el año de los 'halcones' (Flokerts-Landau es uno de las rapaces más insistentes) y se espera que "los bancos centrales que ahora van por detrás de la curva se muevan pronto para corregir esto a través de una acción de ajuste oportuna. Si bien la experiencia histórica sugiere que es diabólicamente difícil lograr un aterrizaje suave, puede hacerse y se ha hecho".

Folkerts-Landau cree que estos niveles de preciso obligarán a los bancos centrales a adoptar una posición más agresiva, lo que podría causar una reacción negativa en los mercados financieros e incluso una recesión económica. Si bien es probable que los precios se moderen en los próximos dos años, hay factores estructurales resultado de la descarbonización, entre otros, que mantendrán la tasa de inflación más alta de la registrada antes de la pandemia.
Deutsche Bank cree que las presiones de la oferta se prolongarán al menos hasta la segunda mitad del año que viene, a partir de cuando empezará a desaparecer de forma gradual.

En cuanto a política monetaria, la entidad anticipa cuatro subidas de tipos este año y otras tres en 2023 en el caso de la Reserva Federal estadounidense (Fed), mientras que considera improbable que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos antes del año que viene.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda