La banca europea contra los impuestos de Sanchez

02 de agosto de 2022

La Federación Bancaria Europea considera que los nuevos impuestos que algunos países están aplicando a las entidades de crédito ante el alza de precios son "injustificables" y no paliarán el problema del aumento de precios.,"Las iniciativas que surgen en algunos países europeos destinadas a imponer impuestos ad hoc a los bancos son injustificadas, discriminatorias y, lo que es más importante, no logran abordar la crisis del costo de vida", señaló la EBF en un comunicado.

Compartir en:

Países como España o Hungría han anunciado impuestos extraordinarios al sector bancario en un contexto de alta inflación, pero la federación sectorial señaló que, en otras iniciativas similares, el Banco Central Europeo (BCE) ha indicado que esos gravámenes "podrían afectar la capacidad de recuperación y la capacidad del sector para financiar la economía"."Para capear el temporal económico y financiar el futuro, Europa necesita bancos fuertes", argumenta la EBF, que indica que las secuelas de la pandemia, la invasión rusa sobre Ucrania y una mayor inflación "han dado como resultado una perspectiva económica sombría" y señala que es "crucial" identificar "las medidas apropiadas para ayudarlos durante este período incierto, especialmente las partes más vulnerables de la sociedad".

El sector bancario "está listo para trabajar con los legisladores para ayudarlos a encontrar la mejor manera de avanzar, como lo hizo durante las crisis sin precedentes de los últimos años", desempeñando un papel "estabilizador junto con las autoridades" durante el "prolongado período de incertidumbre".La tarea de las entidades de crédito, añade la EBF, pasa por financiar inversiones para abordar el cambio climático y potenciar la transformación digital en un contexto en el que "la inestabilidad geopolítica seguirá afectando los costos de la energía y otros bienes y servicios".

"Las medidas discriminatorias adoptadas por los gobiernos, como los impuestos 'ad hoc', solo servirían para debilitar la resiliencia del sector y obstaculizar su capacidad para continuar otorgando crédito a empresas e individuos", agrega la Federación Bancaria Europea.

La plataforma sectorial asegura que "no hay beneficios extraordinarios en el sector bancario" sino que, "muy al contrario, lo que ha sido extraordinario es el prolongado periodo de tiempo de tipos de interés negativos"."Es razonable esperar que una normalización de los tipos de interés y la vuelta a los tipos positivos permita que el margen de interés vuelva a niveles en los que se restablezca la rentabilidad por encima del coste del capital, superando la situación anómala debida a la coexistencia de tipos de interés negativos en los últimos años".

Pero avisa de que la reciente decisión del BCE de elevar los tipos "no se traducirá necesariamente en una mayor rentabilidad bancaria, ya que podría verse compensada por un mayor coste de financiación, mayores provisiones y mayores tasas de incumplimiento de algunas empresas".El sector bancario europeo "ya está sufriendo una menor rentabilidad que sus pares" en otros territorios, circunstancia agravada por "la continua incertidumbre de las medidas regulatorias y de supervisión adicionales a nivel europeo significa que los bancos ya enfrentan dificultades para atraer inversores".
"La adopción de medidas unilaterales por parte de los gobiernos nacionales deteriorará la capacidad competitiva de las entidades de crédito y generará incertidumbre adicional, desanimando aún más a los inversores en un momento en el que los países de la UE, entre otras iniciativas, necesitan invertir en proyectos de mitigación del cambio climático"

Banca: un 9% menos de oficinas y un 5% menos de plantilla 


Los seis bancos cotizados –BBVA, Sabadell, CaixaBank, Santander, Unicaja Banco y Bankinter– continuaron reduciendo su red de oficinas en España en el primer semestre del año, con un recorte del 9% con respecto a diciembre, así como sus plantillas, un 4,7% menos, según los datos publicados en los informes semestrales.
Estos datos se han moderado con respecto a otros trimestres, cuando las caídas eran a doble dígito, impactados por los expedientes de regulación de empleo (ERE) que los bancos pusieron en marcha ante la llegada de la pandemia de Covid-19, la aceleración de la digitalización y la consolidación del sector. En concreto, en 2021, se llevaron a cabo dos grandes fusiones en la banca, por un lado, la integración de Bankia en CaixaBank y, por el otro, la de Liberbank en Unicaja Banco, de forma que las entidades resultantes del proceso decidieron reducir sus plantillas y el número de sucursales a fin de evitar contar con equipos y redes sobredimensionados.
En cuanto a los ERE, Banco Santander ejecutó en 2021 un ajuste que afectó a 3.572 empleados, así como el cierre de 1.033 oficinas, mientras que BBVA firmó un ERE en junio de 2021 para 2.935 empleados y 480 oficinas.

Sabadell, que ha ejecutado el grueso del ERE en la primera parte de 2022, pactó la salida de un máximo de 1.605 empleados y el cierre de 320 oficinas, más la conversión de alrededor de 170 sucursales en cajas avanzadas, mientras que el ERE de CaixaBank ha afectado a un total de 6.452 trabajadores y supone el cierre de 1.534 sucursales. Por último, Unicaja todavía no ha concluido el ajuste, si bien ya había ejecutado a cierre de junio cerca del 56% del ERE pactado y que afecta a 1.513 empleados. También implica el cierre de unas 400 sucursales.

De esta forma, la gran banca española ya habría afrontado el gran ajuste en el número de oficinas y trabajadores, lo que le permitirá ir reduciendo costes, ganar en eficiencia y aumentar su rentabilidad.
Según las últimas cifras publicadas por el Banco de España, a cierre de marzo la red de oficinas bancarias había bajado a 18.556 sucursales, frente a las 21.900 contabilizadas a finales de marzo de 2021. Estos datos incluyen a todas las entidades de crédito en el país. Además, el Banco de España publicó la semana pasada un informe donde se recogía que el 11,2% de la población rural española, equivalente a 705.733 personas, no tiene acceso a ningún tipo de servicio bancario presencial y el 23,3% (1,4 millones de personas) reside en municipios sin oficina bancaria. Con el objetivo de paliar esta situación y de facilitar el acceso a los servicios bancarios en las localidades sin servicios bancarios, sin perder eficiencia, las entidades han pactado una alianza con Correos que pondrá a disposición del sector Correos Cash: este servicio permitirá realizar retiradas e ingresos en efectivo en 4.675 puntos de atención (entre ellos, más de 2.300 oficinas y otros 2.282 servicios rurales) y a través de 6.000 carteros rurales en el domicilio. Cada entidad bancaria podrá sellar acuerdos bilaterales con Correos.
Red de oficinas y plantillas por entidades
• CaixaBank es la entidad con más oficinas en España: 4.206 a cierre de junio, una cifra que se ha reducido un 15,3% frente a diciembre, y un 6,2% frente a marzo. También es la que cuenta con más empleados, hasta 40.561, según los datos del informe semestral, un 10,4% menos con respecto a cierre de 2021 y un 3,4% menos con respecto a marzo.• Santander cuenta actualmente con una plantilla de 26.270 empleados, en torno a un 1% más que en diciembre y un 0,7% más que en marzo. En cuanto a su red de oficinas, se compone de 1.921 instalaciones, un 1,5% menos que en marzo y que en diciembre de 2021, cuando contabilizaba 1.950 sucursales.• La plantilla de BBVA en España roza los 25.000 empleados, tras aumentar un 0,6% con respecto a diciembre, mientras que cuenta con 1.886 sucursales, un 0,4% menos.• Banco Sabadell ha cerrado el primer semestre con 12.949 trabajadores, un 6,5% menos frente al dato de diciembre, de 13.855 empleados. Su red de oficinas se ha mantenido prácticamente estable en las 1.290 sucursales.• Unicaja Banco, que es el único de los grandes bancos que todavía está ejecutando las salidas contempladas en el ERE, es la entidad que registra los mayores retrocesos tanto en su red de oficinas como en el número de empleados: el número de sus trabajadores se había reducido un 10% a finales de junio frente al dato de diciembre, hasta los 8.337, y la cifra de oficinas, casi un 20%, hasta situarse en 1.097.• Bankinter ha mantenido en 365 sus oficinas en España y ha aumentado en 2,8% su plantilla, hasta los 6.311 empleados, si bien ésta última se trata de una cifra para todo el grupo, incluyendo sus negocios en el extranjero.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda
Otros artículos de Redacción y Agencias