CaixaBank : 6M de tarjetas en material reciclado

22 de marzo de 2022

CaixaBank ha alcanzado en algo más de un año los 6 millones de tarjetas emitidas en plástico 100% reciclado en España. La entidad fue la primera del sector financiero español en anunciar, en marzo de 2021, que iniciaba, a través de su filial de medios de pago CaixaBank Payments & Consumer, la emisión de sus tarjetas con materiales con menor impacto ambiental, como plástico de origen reciclado (PVC-R) o biogradable (PLA).

Compartir en:

De esta forma, la entidad, que durante este año incorporó también el parque de tarjetas de Bankia, ha conseguido que más del 95% de las tarjetas emitidas este año procedan de materiales sostenibles.
Estas cifras sitúan a CaixaBank y a CaixaBank Payments & Consumer como líderes en la emisión de medios de pago con materiales sostenibles en el sector financiero español. El parque de tarjetas total del Grupo CaixaBank es de 30,6 millones de tarjetas en circulación.
Las nuevas tarjetas ‘MyCard’, válidas durante siete años
Asimismo, CaixaBank ha innovado también en otros elementos de las tarjetas para avanzar hacia un modelo de producción más sostenible. De esta forma, el nombre del cliente y los datos de la tarjeta han pasado a imprimirse con técnicas láser en lugar de con tinta, lo que no genera residuos y además aumenta la vida útil del material. Gracias a ello, todas las nuevas tarjetas ‘MyCard’ de CaixaBank emitidas desde mediados de enero de 2022 han alargado su plazo de validez, de cinco a siete años. En la actualidad, las tarjetas ‘MyCard’ son las más demandadas por los clientes del catálogo de CaixaBank, por el alto nivel de prestaciones -combinan funcionalidades de las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito- y por estar incluidas en el programa ‘Día a día’ para clientes vinculados.

Además de la emisión de tarjetas en plástico reciclado, CaixaBank ha reforzado sus circuitos de reciclaje de tarjetas caducadas, una práctica que la entidad viene realizando desde 2016. En total, la entidad ha reciclado el material correspondiente a más de 7,3 millones de tarjetas fuera de circulación, lo que supone recuperar para otros usos más de 36 toneladas de plástico. Aproximadamente el 30% de todo este volumen (más de 2,3 millones de tarjetas) se han reciclado durante 2021.
Junto con la mejora de la producción y el circuito de reciclaje de tarjetas, CaixaBank mantiene también su estrategia de compensar la huella de carbono, que genera la fabricación de los soportes físicos de los medios de pago, en proyectos de energía renovables.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda