BdE: "Todos tenemos que apretarnos el cinturón"

22 de agosto de 2022

La subgobernadora del Banco de España, Delgado, ha descartado la posibilidad de que se produzca una recesión en España en el "horizonte inmediato", si bien ha reconocido que algún trimestre podría no ser del todo positivo para la economía.

Compartir en:

"Nosotros no vemos en el horizonte inmediato una recesión en España ni muchísimo menos. Vamos a crecer el 4% este año y para 2023 se esperan tasas en torno al 2%, punto arriba, punto abajo", ha señalado en una entrevista publicada en la revista 'Telva'. En cualquier caso, Delgado ha reconocido que el riesgo cero no existe y que está presente la incertidumbre, por lo que no pueden descartar que algún trimestre "no sea del todo muy positivo" y que el potencial cierre del suministro del gas ruso hacia Europa, fundamentalmente hacia Alemania, pueda tener un impacto negativo en el crecimiento económico.

Aunque el punto de partida de España es mejor que el de otros países, dado que no se prevé que vaya a haber desabastecimiento energético, la subgobernadora ha explicado que la subida del precio de la energía está provocando que la inflación también suba en España. En este escenario, el Banco de España considera que lo más eficaz es que exista "un pacto de rentas, tanto de salarios públicos como privados, cuanto más amplio mejor, de todos los agentes sociales". Según ha apuntado Delgado, los salarios deben subir "un poco por debajo de la inflación" y las empresas deben evitar repercutir totalmente sus aumentos de costes en los precios finales, lo que implica una reducción temporal de sus márgenes.
"Este pacto debería evitar que se desencadene una espiral inflacionista que se realimente en precios y en costes. En definitiva, todos tenemos que apretarnos el cinturón. Si no lo conseguimos entraríamos en una espiral inflacionista con perniciosas consecuencias para el crecimiento económico del futuro", ha advertido.

Además, de cara al inicio de las negociaciones sobre el Presupuesto de 2023, el Banco de España aboga por un plan de consolidación fiscal en el medio plazo que ofrezca "algún grado de certeza" de qué va a ocurrir con el porcentaje de deuda pública sobre el PIB, que alcanza el 115%. "Nuestros niveles están por encima de lo que se espera de la cuarta economía de la Unión Europea y me gustaría que volviéramos a una senda más moderada por la vía de los gastos y de los ingresos, de los dos", ha apostillado.

Por otro lado, ha valorado que los datos de paro del segundo trimestre han sido "buenos", con un buen comportamiento en industria y servicios, aunque cree que hay que esperar a analizar el impacto que pueda tener el recorte en el suministro de energía procedente de Rusia en algunos países europeos y cómo esto afecta a la economía española. Preguntada por la subida de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), la subgobernadora ha explicado que la normalización de la política monetaria, tras años con los tipos en negativo, no tendrá un impacto negativo en la economía siempre que se haga de una manera progresiva, moderada y acompasando los impactos para la economía y la necesidad de contener la inflación.
Respecto a la paridad entre el dólar y el euro, la subgobernadora ha destacado que España tiene "un potente sector exportador". "Las empresas españolas se han abierto muchísimo al exterior y, con el euro más barato, resultan más competitivas. Y por supuesto está el sector turístico, que también se beneficia de esta situación", ha apuntado.

En otro orden de cosas, la subgobernadora del Banco de España ha descartado que el nuevo impuesto temporal a los beneficios de la banca, que gravará al 4,8% el margen de los intereses y comisiones que cobran las entidades, no debería comprometer la solvencia del sector bancario español. En cualquier caso, ha resaltado que, aunque las cuentas de resultados de la banca se puedan ver favorecidas por una subida gradual de tipos de interés, también habrá que ser prudentes sobre el impacto en la economía española de todas las incertidumbres a las que está sometida actualmente.
"El negocio bancario es fundamental para la economía. Los supervisores queremos que los bancos ganen dinero porque, si no lo hacen, no podrán desarrollar adecuadamente su función de canalizador de la financiación hacia la economía, para que las inversiones fluyan donde sean más necesarias", ha advertido.

Vuelve la pelea por las hipotecas, esta vez al alza

En menos de un año el coste de las hipotecas se ha duplicado en muchos casos. Es más, todo apunta a que el oste de la financiaion para comprar una casa se encamine hacia el 3%. Entre las principales entidades destaca Bankinter, cuya hipoteca fija a 30 años ya está en ese rango, medio punto más que en julio, seguida de Santander, que ofrece la hipoteca fija bonificada a 30 años en el 2,71%.

Por su parte, Sabadell ha elevado este mismo producto hasta el 2,35%, mientras que en BBVA la hipoteca ‘casa eficiente’ parte del 2,05%.

Con la expectativa de que regresar al terreno positivo ya era una realidad, la estrategia de los bancos se centró en tipos fijos más elevados para desincentivar su demanda y bajar todo lo posible los variables con el objetivo de atraer a más clientes a este terreno. Y lo han conseguido. La cantidad de hipotecas constituidas a tipo fijo durante el mes de abril llegó a rebasar el 75%, un nivel inédito hasta la fecha. En junio, esta cifra ya se había desinflado en más de tres puntos, hasta el 72,8%. Asentados en esta ofensiva, y con el índice de referencia de la mayoría de hipotecas en España por encima del 1%, después de que haya escalado esta semana hasta el 1,229% por primera vez desde julio de 2012, el variable también ha experimentado incrementos y, salvo excepciones, están ofreciendo préstamos por encima del 1% más euríbor, según los datos recopilados por Kelisto. Con todo ello, el tipo medio al que las entidades concedieron créditos durante el mes de julio se situó en el 1,986%, la cifra más alta desde junio de 2019 en España, pero no así para el conjunto de la zona euro, donde ha alcanzado el 2,03%.

Los ahorradores ganan

La subida de tipos tiene como consecuencia que los bancos comienzan a remunerar las cuentas y los depósitos con el objetivo de captar nuevos clientes, aunque el sector coincide en que los tipos aún están demasiado bajos para ver ese ‘premio’ más extendido.


Un de lo ejemplo mas recientes es Sabadell que ha duplicado la remuneración del saldo de su cuenta online para nuevos clientes hasta el 2%. La entidad pasa del 1% al 2% TAE de remuneración si el nuevo cliente domicilia una nómina de al menos 700 euros o tres recibos domésticos. La oferta está disponible hasta el 31 de agosto y ofrece a los nuevos clientes de su cuenta ‘online’ un pago de 50 euros en efectivo y una remuneración del 1% TAE durante un año para un saldo medio máximo de 30.000 euros.
A esta promoción para impulsar su cuenta ‘online’ se une una nueva, disponible hasta el 30 de septiembre, por la que suma otro 1% TAE si los nuevos clientes domicilien una nómina de al menos 700 euros o tres recibos domésticos, con el mismo límite máximo de 30.000 euros. De esta forma, la remuneración total puede ascender al 2% TAE, si bien son ofertas únicamente disponibles para los 12 primeros meses. Teniendo en cuenta este interés, la retribución máxima de los saldos sería de 600 euros brutos al año.

Bankinter es otro de los bancos que tienen una gran remuneración en su cuenta. De hecho, es la entidad que mayor remuneración ofrece: hasta 5% TAE. El cliente debe domiciliar su nómina o pensión o tener ingresos fijos. Con ello, puede obtener hasta 340 euros en dos años por la remuneración del 5% TAE que ofrece sobre 5.000 euros. La remuneración del segundo año es del 2% TAE, también sobre 5.000€. Es una cuenta sin comisiones con la que puedes operar de forma online. Además, cuenta con tarjeta de crédito sin comisiones ni mantenimiento.

Openbank, la banca 100% digital de Banco Santander, también tiene una cuenta remunerada. Está dirigida a nuevos clientes que domicilien su nómina o pensión y remunera un 5% TIN durante los primeros 6 meses. El cliente tendrá tarjeta de débito y crédito gratuitas y además la devolución del 0,5% de todos los recibos de suministros que domicilien en la cuenta.
En julio, MyInvestor y Orange Bank mejoraron la remuneración de sus cuenta corriente. El neobanco MyInvestor remunerará el ahorro a la vista del 1% TIN/TAE el primer año hasta 20.000 euros, con lo que sus clientes se pueden llevar 200 euros brutos al año. La mejora consistió en que amplió el dinero que remuneraba, ya que anteriormente era hasta 15.000 euros. Las ventajas es para todos clientes, nuevos y viejos, y si quieren que la remuneración continúe en el segundo año, el cliente deberá realizar inversiones de 300 euros mensuales. Por su parte, Orange Bank amplió el límite remunerado de su Cuenta Ahorro hasta los 100.000 euros con un 0,5% TAE

Renault Bank también aumentó la rentabilidad de su cuenta remunerada ‘Cuenta Contigo’ hace poco. Ofrece una rentabilidad del 0,45% TIN / 0,45% TAE sin límite de tiempo y sin saldo máximo sobre el que remunerar. La cuenta se puede abrir desde 1 euro.

Banca Progetto es una entidad italiana que ofrece varios depósitos con altas rentabilidades y una cuenta remunerada de ahorro. Así la Cuenta de Ahorro Banca Progetto es sin comisiones y ofrece 0,15% TAE y hasta 100 euros en efectivo. Otro banco internacional que se puede contratar en España a través de Raisin es el noruego Lea Bank que también ofrece una cuenta de ahorro con remuneración. En este caso un 0,26% TAE sin límite de tiempo y hasta un máximo de 100.000 euros.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda