1T 2022 SANTANDER: el beneficio crece un 58%

26 de abril de 2022

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 2.543 millones de euros en el primer trimestre de 2022, un 58% más en euros corrientes que en el mismo periodo del año anterior, cuando la entidad se anotó un cargo de 530 millones por costes de reestructuración. El beneficio ordinario, que excluye ese impacto, aumentó un 19% en euros corrientes.

Compartir en:

El banco registró una fuerte actividad comercial en el trimestre. Los recursos de clientes alcanzaron su cifra más alta (1,1 billones de euros, un 5% más) y los depósitos crecieron un 5%, hasta los 906.000 millones de euros gracias al aumento en la mayoría de países. Los fondos de inversión aumentaron un 6% hasta los 191.000 millones de euros, como consecuencia de una entrada neta de fondos y la recuperación de los mercados. Los créditos aumentaron un 5% y superaron el billón de euros por primera vez después de crecer un 4% en Europa (España y Polonia, un 6% cada uno), un 8% en Norteamérica y un 9% en Sudamérica.

El número de clientes del grupo creció en siete millones, hasta los 155 millones, mientras que el número de clientes digitales se elevó un 11%, hasta los 49 millones. Las ventas digitales representaron ya el 56% del total, frente al 50% del mismo periodo del año anterior.

El continuo foco de Santander en la vinculación de sus clientes y en la innovación digital permitió al banco estar entre los tres primeros en satisfacción de clientes en ocho de sus nueve países principales, según las clasificaciones de net promoter score (NPS).

La fuerte actividad, así como el alza de tipos de interés oficiales en algunos de los mercados principales donde opera el grupo, impulsó un 6% el margen de intereses, con un crecimiento especialmente fuerte en Reino Unido (15%), Polonia (78%), Brasil y México (7%) y Argentina (69%).

Los ingresos por comisiones aumentaron el 6%, consecuencia del crecimiento en los productos de mayor valor añadido. Por ejemplo, los ingresos por comisiones por operaciones con tarjeta y datáfonos aumentaron un 23% y un 33%, respectivamente. Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) y los negocios de gestión de patrimonios y seguros (Wealth Management & Insurance) también registraron notables aumentos.

Como consecuencia, los ingresos totales crecieron un 3% (8% en euros corrientes gracias a la apreciación de la mayoría de divisas), hasta los 12.305 millones de euros. El margen de intereses y los ingresos por comisiones proporcionaron el 95% de los ingresos del grupo, lo que refleja la calidad de los resultados.


Botin, satisfecha con los resultados del primer trimestre

"El primer trimestre ha sido muy bueno, con crecimiento en el número de clientes y aumento de los ingresos en un 8%, mejora de la eficiencia y una buena calidad crediticia. Nuestro retorno sobre capital tangible en el trimestre ha sido del 14,2%, apoyado en una mayor conectividad en nuestros negocios y una sólida gestión del riesgo. Todas las regiones obtuvieron buenos resultados, incluida Europa, donde la rentabilidad ha mejorado. Nuestra diversificación geográfica y de negocios es clave para el crecimiento y nos mantiene como uno de los bancos más eficientes y resistentes entre nuestros competidores, con una rentabilidad claramente superior al coste de capital.

Aunque los efectos de la inflación repercutirán en el crecimiento económico mundial con distinto impacto en cada región y negocio, reafirmamos nuestros objetivos para 2022, lo que demuestra las ventajas de nuestro modelo.

Como siempre, continuamos apoyando a nuestros clientes y queremos aprovechar aún más nuestra escala para mejorar el servicio al cliente y la eficiencia. Nuestras inversiones están dando rendimiento hoy y nos permitirán también crecer a futuro. Ya estamos viendo los resultados de nuestra inversión estratégica en Digital Consumer Bank y en el negocio de pagos, PagoNxt, cuyos ingresos crecen un 122%.

Estoy convencida de que el compromiso del equipo a dar cada día un mejor servicio a los clientes y la ejecución de nuestra estrategia nos permitirán seguir aumentando de forma sostenible el beneficio por acción y el TNAV por acción, al tiempo que devolvemos valor a los accionistas con dividendos en efectivo y recompras de acciones".


Los efectos de la inflación, especialmente en Sudamérica, condujeron a un aumento de los costes (4% en euros constantes), si bien en términos reales, es decir, descontada la inflación, los costes cayeron un 3% gracias a la continua mejora de la productividad y la conectividad entre los distintos mercados. Así, la ratio de eficiencia del grupo cerró en el 45% tras mejorar en 1,2 puntos porcentuales sobre el ejercicio 2021, lo que sitúa a Santander entre las entidades más eficientes del mundo. El banco continúa aprovechando su escala y fortaleza global para acelerar su transformación y elevar su productividad y eficiencia.

Por geografías, el beneficio ordinario del periodo creció un 30% en Europa, hasta los 1.018 millones de euros, un 8% en Sudamérica, hasta los 900 millones, y se mantuvo estable en Norteamérica, en 806 millones de euros. Digital Consumer Bank, por su parte, también aumentó con fuerza su beneficio ordinario (+11%), hasta los 282 millones. Esto refleja la ventaja que aporta la diversificación geográfica y de negocios de Santander.

El beneficio ordinario antes de impuestos fue de 4.171 millones de euros después de crecer un 3% interanual y un 5% respecto al trimestre anterior. Por su parte, el impuesto sobre beneficios ascendió a 1.302 millones de euros, lo que da como resultado una tasa fiscal efectiva del 31%.

Estos resultados han permitido mejorar la rentabilidad del banco, con un retorno sobre el capital tangible (RoTE) del 14,2%, por encima del coste de capital, y un beneficio por acción (BPA) ordinario de 0,14 euros, un 22% más que el del primer trimestre de 2021. Para el conjunto de 2022, el objetivo es mantener el RoTE ordinario por encima del 13%. El valor contable tangible (TNAV) por acción se situó en marzo en 4,29 euros, un 12% más. El TNAV por acción más dividendos (creación de valor) creció un 13% en los últimos doce meses.

El balance del grupo se mantuvo sólido. La ratio de morosidad fue del 3,26%, seis puntos básicos más que en el primer trimestre de 2021 después de la aplicación de una nueva definición de impago, mientras que la ratio de cobertura se mantuvo en el 69%. El coste del crédito (la ratio de provisiones sobre las pérdidas crediticias esperadas) mejoró 31 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 0,77%.

En línea con la estrategia del banco de asignar capital a los negocios más rentables, en el primer trimestre Santander completó la adquisición de una participación minoritaria en Santander Consumer USA en Estados Unidos. Por otro lado, la adquisición del bróker estadounidense de renta fija Amherst Pierpont se completó en abril tras obtener las aprobaciones regulatorias.

La ratio de capital CET1 fully loaded se situó en el 12,12% y el objetivo es estar en el 12% en el futuro. Una vez descontado el impacto de la adquisición de Amhrest Pierpont, la ratio CET1 fully loaded proforma sería del 12,05%.

A principios de este mes, la junta general de accionistas del banco aprobó el segundo pago de dividendo en efectivo como parte de la retribución al accionista con cargo a los resultados de 2021. De esta manera, a partir del 2 de mayo de 2022 se pagará un dividendo en efectivo de 5,15 céntimos de euro por acción. Junto con el pago realizado en noviembre de 2021, el dividendo total en efectivo con cargo a los resultados del último ejercicio será de 10 céntimos de euro por acción. Si se incluyen las recompras de acciones, la remuneración total al accionista sobre los resultados de 2021 alcanzaría los 3.400 millones de euros, lo que equivaldría a una rentabilidad del 6%2. Para 2022, la intención del consejo es distribuir aproximadamente el 40% del beneficio ordinario, entre dividendos en efectivo y recompras de acciones3.

Santander ha participado activamente en la respuesta a la crisis humanitaria derivada de la guerra en Ucrania. En Polonia, el banco colabora con ACNUR con una tecnología que permite a los refugiados retirar los fondos recaudados por la organización de la ONU para ayuda humanitaria en la mayoría de los cajeros automáticos sin necesidad de tener tarjeta ni cuenta bancaria. Además, en colaboración con las autoridades, el banco ha ayudado a más de 350 refugiados a llegar a España y Portugal, y utiliza la residencia de su sede en Boadilla del Monte como alojamiento temporal para familias ucranianas. Por otra parte, el banco ha eliminado las comisiones de todas las transferencias permitidas a Ucrania desde Europa y Estados Unidos; ha contribuido a recaudar 14 millones de euros en ayudas, y ha suspendido las comisiones de cuentas y tarjetas para los clientes ucranianos en Polonia, además de ofrecer el uso gratuito de los cajeros automáticos y el acceso continuo al efectivo en las sucursales y a través de los cajeros automáticos.

Santander está apoyando la transición hacia una economía verde y recientemente ha anunciado su ambición de lograr cero emisiones netas de carbono para 2050 y alinear su cartera de generación de energía a los objetivos del Acuerdo de París para 2030. En 2021, el banco fue líder mundial en financiación de proyectos de energía renovable por número de operaciones, de acuerdo con el índice Bloomberg Clean Energy. En el primer trimestre de 2022, Santander ha movilizado 3.600 millones de euros en financiación verde, lo que eleva hasta 69.000 millones de euros el total desde 2019. Santander tiene el compromiso de alcanzar los 120.000 millones de euros en financiación verde para 2025.


• El beneficio ordinario creció un 19% interanual gracias al aumento de los ingresos de clientes y mejoras de eficiencia.

• La diversificación geográfica y de negocios sigue constituyendo una sólida base para el crecimiento del grupo:

todos los negocios obtuvieron buenos resultados y Santander CIB registró un beneficio récord.

• El balance del grupo se mantiene sólido, gracias a una normalización de la calidad del crédito tras liberar provisiones en el cuarto trimestre de 2021. Las dotaciones fueron de 2.101 millones de euros, en línea con el primer trimestre del año anterior en euros constantes (excluidas las fluctuaciones de divisa), mientras que la ratio de capital CET1 fully loaded se situó en el 12,05%, descontado el impacto de la compra de Amherst Pierpont, completada en abril.

• La fortaleza del grupo se ha visto reflejada en todas las métricas de rentabilidad, con un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario del 14,2%, un alza del 22% interanual en el beneficio por acción ordinario, hasta los 0,141 euros, y un valor contable tangible (TNAV) por acción de 4,29 euros, un 12% más.

• Las presiones inflacionistas, especialmente en Sudamérica, llevaron a un incremento general de los costes (+4% en euros constantes). Sin embargo, en términos reales (descontada la inflación), los gastos cayeron un 3% gracias a las mejoras en productividad y conectividad en los distintos mercados. Con ello, la ratio de eficiencia del grupo cerró en el 45% (tras una mejora de 1,2 puntos porcentuales frente al año 2021), lo que sitúa a Santander entre las entidades más eficientes del mundo.

• El banco confía en alcanzar los objetivos para 2022 que anunció en febrero: crecimiento de los ingresos de en torno al 5%, un RoTE ordinario por encima del 13%, una ratio de eficiencia del 45% y una ratio de capital CET1 fully loaded del 12%. El consejo tiene la intención de mantener su política de distribuir a los accionistas el 40% del beneficio ordinario, dividido a partes iguales entre dividendo en efectivo y recompra de acciones1.

• Santander ha participado activamente en la respuesta a la crisis humanitaria derivada de la guerra en Ucrania. Entre otras medidas, el banco está ayudando a los refugiados a acceder a dinero en efectivo recaudado por ACNUR y a llegar a España y Portugal a más de 350 personas que huyen de la guerra.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda