Lagarde anuncia la primera subida de tipos para antes del verano

11 de mayo de 2022

La primera subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo podría llegar a principios de verano, según ha señalado la presidenta del organismo, Lagarde. Según ha manifestado, es probable que finalice su programa de estímulo para la compra de bonos en los primeros días de de julio, seguido de una subida de tipos que podría llegar sólo "unas semanas" más tarde.

Compartir en:

Lagarde alimenta así las expectativas del mercado de que el BCE elevará su tasa de referencia por primera vez en más de una década en julio, en un intento por controlar la inflación récord de la zona euro, resultado del aumento de los precios de la energía que se extendió a otros bienes. “La primera subida de tipos, informada por la orientación a futuro del BCE sobre los tipos de interés, tendrá lugar algún tiempo después del final de las compras netas de activos”, dijo Lagarde en un discurso en Ljubljana (Eslovenia). “Todavía no hemos definido con precisión la noción de 'algún tiempo', pero he dejado muy claro que esto podría significar un período de solo unas pocas semanas”.
«Tras la primera subida de tipos, el proceso de normalización será gradual», ha asegurado Lagarde.

Cada vez más miembros del Consejo de Gobierno del BCE han expresado de manera más o menos velada su disposición a que la primera subida de los tipos de interés se anuncie en la reunión del próximo mes de julio. En esta línea, el presidente del Bundesbank, Joachim Nagel, destacaba ayer los riesgos crecientes de que los bancos centrales actúen demasiado tarde para hacer frente a la inflación. «Si tanto los datos entrantes como nuestra nueva proyección confirman esta opinión en junio, recomendaré un primer paso normalizando las tasas de interés del BCE en julio».
La semana pasada fue Olli Rehn, quien fuera comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE cuando España solicitó su rescate a la Comisión Europea y actual gobernador del Banco de Finlandia, quien defendió que «estaría justificado aumentar la tasa de depósito en 0,25 puntos porcentuales en julio y hasta cero cuando llegue el otoño». El francés Francois Villeroy dijo que espera que las tasas aumenten gradualmente "a partir del verano".

El Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto reunirse de nuevo para discutir su política monetaria el próximo 9 de junio, cuando también hará públicas sus nuevas proyecciones macroeconómicas, tras lo que se reunirá una vez más antes de las vacaciones estivales, el 21 de julio, para no regresar hasta el 8 de septiembre de 2022, con la actualización de sus previsiones.

En este contexto, los mercados monetarios están descontando por completo los aumentos de un cuarto de punto del BCE en sus decisiones de julio y septiembre, con un nuevo aumento a finales de año. Los operadores están apostando a que la tasa de depósito alcanzará un máximo del 1,5% dentro de unos dos años. El jefe del Bundesbank, Nagel, respaldó un aumento "oportuno" después de que concluya la compra neta de bonos, probablemente en junio, diciendo que la medida "podría ser en julio".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda