BUNDESBANK: Nagel sustituirá a Weidmannn

20 de diciembre de 2021

nuevo Gobierno de Alemania elegirá a Joachim Nagel como el próximo jefe del Bundesbank, reemplazando a Jens Weidmann, que dejará el cargo a final de año. El canciller Olaf Scholz ha propuesto a Nagel y ahora tendrá que ser aprobado por el Ministerio de Finanzas, aunque el visto bueno se considera seguro

Compartir en:

Así lo ha adelantado el periódico 'Handelsblatt' citando fuentes gubernamentales. Nagel ha trabajado para el Bundesbank durante 17 años, seis de ellos en la junta. En 2017 se trasladó al Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW) y luego en 2020 al Banco de Pagos Internacionales (BIZ), donde es subdirector de Banca. El mandato de Weidmann duraba hasta 2027, pero como anunció el pasado mes de octubre, abandonará el cargo por motivos personales a finales de este mes.Nagel ha sido miembro del Bundesbank, se le considera cercano al partido socialdemócrata alemán y era el favorito en las quinielas para suceder a quien durante años ha sido la voz más crítica con la política acomodaticia del BCE. Weidmann anunció en octubre su dimisión, cinco años antes de que concluyera su mandato, argumentando motivos personales, tras más de una década al frente del Bundesbank. Su marcha ha coincidido con el final del mandato de quien fue su mentora Angela Merkel.

De 55 años de edad, Nagel se incorporó al Bundesbank en 1999 y estuvo en su ejecutiva durante seis años, hasta que en 2017 pasó al banco público alemán KfW y de allí al Banco Internacional de Pagos de Basilea, donde trabaja en la actualidad en la subdirección del Departamento Bancario. Su nombramiento apunta a la continuidad y a una actitud igualmente vigilante sobre la inflación. "A la vista de los riesgos inflacionistas, aumenta la importancia de una política monetaria orientada a la estabilidad. Nagel es una figura experimentada que asegura la continuidad en el Bundesbank", ha señalado hoy el ministro de finanzas Christian Lindner en su cuenta de twitter.

En sus discursos como miembro del Bundesbank entre 2010 y 2016, Nagel ya hacía hincapié sobre el riesgo del alza de precios y en la primavera de 2012, en plena tormenta financiera sobre los países de la periferia europea, Nagel apuntaba a que el BCE debía poner el foco en la inflación y no en la financiación de los gobiernos.

Tras el inicio del programa de compras de deuda del BCE en 2015, Nagel ya afirmó que la institución había alcanzado los límites de su mandato. “Con estas medidas de crisis, el Eurosistema ha alcanzado los límites de su mandato. Ha de quedar claro para todos los participantes del mercado que no puede haber una dependencia permanente del banco central”, advertía Nagel seis años atrás sobre una situación que perdura a día de hoy con mucha mayor intensidad tras la pandemia.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda