De Guindos: los tipos no subieran inmediatamente después de dejar de comprar deuda

21 de marzo de 2022

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha señalado en una entrevista con el diario alemán Handelsblatt que las primas de riesgo de Italia y España son como antes de la pandemia y que no van a subir necesariamente los tipos de interés inmediatamente después de dejar de comprar deuda.

Compartir en:

"Nuestra política monetaria está completamente determinada por nuestro mandato de estabilidad de precios", ha señalado De Guindos cuando le han preguntado por "la gran preocupación en Alemania" por que el BCE no pueda normalizar la política monetaria más rápidamente para afrontar la elevada inflación por el elevado endeudamiento público de países como Italia y España. "Nuestras decisiones de política monetaria y los instrumentos disponibles están orientados a cumplir nuestros mandato de inflación". "Una fragmentación de la zona del euro, por ejemplo con una divergencia importante en los tipos de interés en los mercados de bonos, podría socavar el efecto de política monetaria", añade, aunque "las primas de riesgo de los bonos soberanos de esos países son aproximadamente las mismas ahora que antes de la pandemia" y se sitúan claramente por debajo de los picos vistos en 2011 y en 2014. Además, los tipos de interés nominales (sin descontar la inflación) son todavía muy bajos en general.
De Guindos ha señalado que han decidido desvincular la subida de los tipos de interés del final de la compras de deuda, lo que significa que "los tipos de interés no subirán necesariamente automáticamente después del final de las compras de activos". "En este sentido, mantenemos todas nuestras opciones abiertas para responder flexiblemente a los datos", ha puntualizado. La primera subida de los tipos de interés, una vez que el BCE deje de comprar deuda, dependerá de los datos y la política presupuestaria también debería actuar.

De Guindos recomienda que la política presupuestaria proporcione de forma temporal un apoyo a empresas y trabajadores para afrontar la subida de los precios de la energía y las materias primas, algo que contendría las reivindicaciones de aumentos salariales y evitaría una escalada mayor de los precios.
En su opinión, la situación actual del sistema financiero europeo por la guerra en Ucrania no es comparable a la de hace dos años tras el estallido de la pandemia.

"No hay cuellos de botella de liquidez"

"No hay cuellos de botella de liquidez. Las empresas pueden emitir bonos, por ejemplo. Los mercados de valores fluctúan pero, de momento, no vemos movimientos dramáticos", ha señalado. Aunque se han visto problemas en los mercados de materias primas, donde se han exigido mayores garantías para cubrir posiciones abiertas de derivados, de Guindos dijo que se han podido cumplir esos ajustes de los márgenes de garantía.
El mayor riesgo para el sistema financiero es, según de Guindos, macroeconómico por el aumento de la inflación y la ralentización del crecimiento, también para los bancos "es más importante que los problemas de segmentos del mercado individuales", dijo el presidente del BCE.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda