MO de movimiento, algo mas que un restaurante

17 de julio de 2020

¨Escucha la llamada de Mamá Tierra, cuna de la creación. *Su palabra es nuestra palabra, su quejío nuestra voz. **Si en lo pequeño está la fuerza, si hacia lo simple anda la destreza. **Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber* *Moving, all the people moving…¨ (ManuChao)*

Compartir en:

Como diría Manu Chao MOving, y dicho y hecho nos movemos y nos encaminamos al nuevo espacio que se ve, se toca y se come en MO de Movimiento(Espronceda, 34) que esconde una historia de reivindicación: el propio local de mil metros cuadrados que fuera el Teatro Espronceda, los zurcidos de las camisas de los uniformes de los camareros, el sistema de ventilación a base de enormes tinajas de barro hechas por un artesano o la leña que se utiliza para alimentar los hornos y radiadores del establecimiento.
Todo está pensado al milímetro para generar un impacto real. Felipe Turell y Javier Antequera, son los fundadores e ideólogos de este proyecto destinado a revolucionar el ocio, despertar conciencias y mostrar que las cosas se pueden hacer de otra manera. Lo que han creado es un restaurante de otro planeta; único. Se adelantaron a los tiempos. El local es un cúmulo
de detalles incluida su amplia terraza interior para sesenta comensales que es originalmente natural al estar rodeada de increíbles naranjos.
En la entrada, llaman la atención dos hornos artesanales que se alimentan de leña de encina de poda con D.O. de Extremadura. De estos hornos salen las pizzas y el calor para el circuito de radiadores y suelos radiantes del local. Y a su lado en unos llamativos tarros de cristal fermentan fruta durante días. Los vinos son biodinámicos, veganos y ecológicos. Y los destilados proceden de interesantes proyectos como la primera destilería 100% ecológica nacional, la onubense Martes Santo.
El equipo de trabajo son personas en riesgo de exclusión social que pertenecen a la Fundación Raíces y la Fundación Tomillo. El artista Lucas Muñoz ha sido el responsable de la obra, Ha recuperado todo el material posible del anterior local para transformarlo en el actual. Con la madera del falso suelo que cubría el patio de butacas hicieron parte del mobiliario, con los escombros de la demolición construyeron los bancos, con los restos de otras obras alicataron la cocina y las lámparas son reutilizadas del parking.
 
El restaurante no está pensado sólo para alimentar a sus clientes, sino para revolucionar su alma. Y con esa intención nace MO. Así que hechas las presentaciones, comencé a pedir los platos que más me apetecía de su carta. Empezamos por una ensalada de tomate, de unos tomates de la vera ecológicos-nos comentaron-. Yo soy muy TOMATERO y tengo un paladar muy fino con ésta fruta, y solo puedo decir que el tomate no tenía nada de sabor, En su defensa debo decir que hace mucho tiempo que no encuentro el sabor de los tomates por ninguna parte, lamentablemente el tomate es un ¨fruto en peligro de extinción¨. Al ver esos hornos de pizzas,
A continuación pedí la pizza de verduras ecológicas. Atención pizzadictos, Cada saco de harina es diferente y cada fermentación también para las pizzas. En 2 palabras las pizzas están IM-PIZZSIONANTE.  Continuamos con el pollo asado de pastoreo, que estaba sabroso, y con un sabor muy intenso y consistente. Seguimos con el pisto con huevo frito. El pollo y las pizzas
habían dejado el listón muy alto, y de éste plato solo podemos decir que estaba correcto.
Acabamos con la  tarta de queso. La base de galleta y la crema de queso tienen que mejorar porque no estaba del todo conseguida.  Una recomendación: acompaña vuestros platos de la  Kombucha ecológica y una hogaza de pan casero de verdadero masa madre.
*Diagnóstico: *
- El paciente MO sufre de falta de ¨rodaje¨ y rutinas adquiridas por la plantilla
- Éste diagnóstico se refleja en que los platos tardan más de la cuenta en llegar a la mesa y el tiempo entre plato y plato es…*hasta el  infinito y más allá*
*Mi receta:*
   - Seguro que con el paso del tiempo, el paciente MO mejorará y adquirirá las consabidas rutinas para que los platos lleguen a tiempo a las mesas, y que la duración de las comidas se acorten *hasta el finito y mas allá*
   - MO te estará esperando de 13 h a 00 h. De martes a domingo. (https://www.modemovimiento.com/)

Compartir en:

Crónica económica te recomienda