Noruega recupera los refugios nucleares

31 de marzo de 2022

Noruega ha pedido a sus ciudadanos que "desempolven" sus búnkeres de la Guerra Fría y hagan acopio de medicamentos contra la radiación en caso de que la central nuclear ucraniana de Chernóbil produzca una catástrofe.

Compartir en:

Ha sido el ministro de Defensa Enoksen, quien advirtió a los ciudadanos de que, en caso de desastre nuclear, los materiales radiactivos podrían llegar a Noruega "si el viento va en esa dirección". Avisó de que se avisaría a los civiles con 72 horas de antelación para que preparasen sus búnkeres y que "si los están utilizando como almacén ahora tienen que hacer un plan para sacar las cosas".
También instó a los ciudadanos a hacer acopio de medicamentos contra la radiación para los niños y sugirió a los civiles que almacenen en cada casa una provisión de tres días del medicamento Jodix, que bloquea la tiroides, en caso de que se produzca una parada durante un desastre nuclear.
Ucrania es el país con mayor producción de energía nuclear de Europa y, si se produce un accidente, como el de Chernóbil, todos los europeos occidentales nos veremos afectados si el viento va en esa dirección".
Esta advertencia se produce días después de que un alto funcionario ucraniano acusara a Rusia de cometer actos "irresponsables" en torno a Chernóbil que podrían enviar la radiación a gran parte de Europa y de que solicitara al Consejo de Seguridad de la ONU que tomara "medidas inmediatas".
Ucrania tiene 15 reactores nucleares en cuatro plantas, una de las cuales (Zaporizhzhia) está bajo el control de los militares rusos. Además, el Kremlin también tienen en su poder la central de Chernóbil, ya desmantelada. Sin embargo, el miércoles, funcionarios militares estadounidenses afirmaron que las fuerzas rusas comenzaron a retirarse de la extinta central nuclear de Chernóbil, al norte de Kiev.
Todo esto se produce en un momento en el que Oslo busca convertirse en la fuente de la OTAN en la frontera rusa y aumenta las compras de equipamiento militar mientras la guerra de Moscú en Ucrania entra en su segundo mes

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda